A cargo de la cocina se encuentra un equipo comandado por Giuliano Olmos (ex Portofino), que desde la matriz de un recetario itálico logra dar con preparaciones frescas, novedosas y por sobre todo que dejan un buen sabor de boca.
Publicado el 03.08.2017
Comparte:

En el residencial y cada vez más gastronómico sector de Recreo (entre las medianeras intangibles de Viña del Mar y Valparaíso) se emplaza el hotel boutique Domus Mare, que cuenta con 10 habitaciones dobles en una centenaria casa remozada. El comedor, decorado con una impostada opulencia (piano de cola, mobiliario confortable, lámparas de lágrimas y mantelería fina) alberga al homónimo restaurante.

Ya desde el aperitivo se van notando algunos detalles que marcan una diferencia que los hace sobresalir de la media que impone el chato nivel de la culinaria local, en la región. Junto a la panera llega un bocado con caponata y toques de queso azul como abrebocas. La carta deja de manifiesto que acá se desarrolla una cocina de evidente inspiración italiana. Junto con ceviches y antipastos, de los entrantes destaca una esfera de machas a la parmesana que es tal vez la vuelta de tuerca más ingeniosa de los últimos años para esta receta tradicional de nuestra costa. Chilean Cannolichi ($9.500), le llaman. La vista privilegiada conspira a favor de este plato de sabores profundos, cremoso, con un componente graso en la fritura de la esfera y un contrapunto más fresco con la ensalada y la cama de quínoa aliñada en un perfil cítrico que la sostiene.

De fondo, destaca el Pescado del día ($10.500). En nuestra visita había disponible un Mero cocinado con precisión y con los añadidos de ensalada de achicoria, salsa de yogurt con pesto y hierbas, además de unas muy agradables gyosas rellenas de pastelera que podrían llevar otro nombre -micro empanadas, tal vez-. Un plato marino, con visos autorales y guiños locales. Aplaudimos su bien ejecutada simpleza.

Cierran la oferta, pastas rellenas, risottos, un buen trabajo con Pato (de Casablanca) confitado con salsa de frutos rojos, puré de zapallo en cinco especias y zucchinis grillados. A cargo de la cocina se encuentra un equipo comandado por Giuliano Olmos (ex Portofino), que desde la matriz de un recetario itálico logra dar con preparaciones frescas, novedosas y por sobre todo que dejan un buen sabor de boca. Mérito extra si se tiene en cuenta que este es un comedor cachorro y con mucho potencial para crecer.

Domus Mare. Av. Diego Portales 904, Recreo, Viña del Mar (ver mapa). De martes a domingo almuerzos desde las 13 horas. Cenas sólo viernes y sábado a partir de las 20 horas. Más información en www.domusmare.cl