La serie que se estrena este 4 de noviembre en Netflix y es una de las más costosas que ha realizado la plataforma -más de 100 millones de dólares en los diez episodios de esta primera entrega-, tiene como foco central la llegada de la reina Isabel al trono. Con sus fortalezas y debilidades, se muestra a esta mujer y su entorno.
Publicado el 03.11.2016
Comparte:

La familia real británica ha sido de interés mundial durante años. Han llenado muchas páginas de la prensa rosa, las páginas de sociales con bodas, escandalosas fiestas, nacimientos de nuevos herederos y mucho más, todo seguido y contado minuto a minuto. Y esta nueva serie de Netflix, “The Crown”, llega para satisfacer a aquellos interesados en la vida de los Windsor y específicamente, de su pasado. Pone la lupa de 1947 a 1956, específicamente en la llegada de la reina Isabel II al trono.

Desde el primer episodio lo más llamativo es su cuidada dirección de arte. Y que, a pesar de un entorno tan ostentoso, el foco central de esta serie sea, de alguna forma, mostrar a la familia real de una manera no vista en ninguna otra producción. Especialmente a la reina Isabel II -la actual monarca británica-, porque es en ella en quien recae la historia, debido a que después de fallecer su padre, es a la que le toca asumir la corona. Lo cual implica un giro en lo personal, familiar y político, donde no se deja detalle fuera para entender y tratar de mirar desde adentro a este personaje que desde hace tanto se ve como una mujer tan célebre, pero tan desconocida.

Claire Foy es la actriz encargada de este completo retrato de la princesa Isabel, quien en los primeros capítulos se muestra juvenil pero dura y constantemente nerviosa por la posibilidad de convertirse en reina de Inglaterra. Foy es conocida tras interpretar al personaje que le da el nombre a “La pequeña Dorrit”, que ganó un Emmy como Mejor miniserie en el año 2009.

En paralelo se cuenta lo que ocurre con Winston Churchill, el Primer Ministro de la época, que es interpretado magistralmente por el estadounidense John Lithgow, quien tuvo una participación inolvidable en “Dexter”. Este personaje no deja indiferente por su trato, capacidad política y sus ansias de mantenerse en el poder. Es el que trae toda la dosis de intriga a la serie. Otro dato interesante que aporta “The Crown”, es que muestra muchas de las historias más oscuras que se desarrollaron dentro del palacio en ese período y los enredos amorosos de sus miembros, como es el caso de las relaciones poco apropiadas, según la familia, que tuvo la princesa Margarita – a cargo de la actriz inglesa Vanessa Kirby-, hermana menor de la reina Isabel II.

La historia se empieza mostrar con Jorge VI, interpretado por el actor británico Jared Harris, quien toce y deja unas manchas de sangre en el inodoro. A partir de este sombrío y pequeño detalle es que se despliega la historia de cómo la monarquía moderna llegó a existir. En ese primer episodio también se muestra la gran boda real, el día que la princesa Isabel se casó con el príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Este papel está a cargo del actor británico Matt Smith. Su interpretación lo muestra como uno de los más simpáticos de la familia.

Un equipo bien robusto es el que está detrás de esta producción, que es una de las más costosas que ha hecho Netflix hasta ahora: más de 100 millones de dólares en los diez episodios de una hora de esta primera entrega. “The Crown” reúne al aclamado escritor Peter Morgan y experto en temas de monarquía británica (“The Queen”, “Frost” y “Nixon”, entre sus títulos más destacados) con el director Stephen Daldry (“Billy Elliot”) y el productor Andy Harries (otro detrás de “The Queen”).

La base de la producción  es una de las obras más exitosas del teatro inglés desde 2013: “The Audience”, que tuvo a Helen Mirren como protagonista y a Morgan como autor.  En esa pieza se mostraban, en clave de comedia, las reuniones que la Reina Isabel II ha sostenido con cada uno de sus primeros ministros, en las que nadie más que ella sabe qué se discute.  Pero en “The Crown”, la mirada es otra, más interna. Una perspectiva que quizás logre llevar a Netflix a nuevos suscriptores, aquellos atraídos por los drama de época al estilo “Downton Abbey”.

No son pocas las noticias que han salido en los medios ingleses, sobre la supuesta angustia de la familia real por las historias que se mostrarán en “The Crown”.  Y no es sorpresa, ya que Morgan declaró en el proceso de producción de la serie que no aceptó ninguna oferta de ayuda en la investigación por parte del palacio. Pero la verdad, quizás no hay mucho de qué preocuparse, porque los mustra como seres compasivos, no como parte de una realeza distante de la plebe.

Lo que se puede ver, al menos en los primeros seis episodios, no es más que el retrato de una familia extraordinaria,  en conjunto con varios datos personales de la familia y entre tanto, también es fascinante el relato que brinda la serie de la Gran Bretaña en posguerra.

Lorena Tasca, periodista. 

The Crown

Temporadas: 1

Capítulos: 10

Creador: Peter Morgan

Dónde verla: Netflix.