La nueva producción de Netflix que cuenta con Drew Barrymore como protagonista es una comedia con guiños gore, que en diez episodios de no más de media hora, brinda carcajada fácil y una historia extraña, que se burla de unas cuantas modas.
Publicado el 01.02.2017
Comparte:

Son múltiples las lecturas que se pueden hacer de “Santa Clarita Diet”, la nueva producción original de Netflix que se estrena este 3 de febrero. En los diez episodios de no más de 30 minutos -que pudimos ver antes de su estreno- se sigue la vida de una pareja de agentes inmobiliarios que gozan de una rutina aburrida, en una ciudad de California -que da nombre al título-, junto a su hija de 16 años, hasta que la mujer se da cuenta que se ha transformado en algo parecido a un zombi. Necesita alimentarse con carne humana, pero empieza a verse mejor y sentirse con mucha más energía.

Ese personaje es interpretado por Drew Barrymore, la actriz que se ha promocionado como el principal atractivo de la serie. Y tal como esa mujer, que renace con esta extraña enfermedad, aquí la que fue niña prodigio tras protagonizar a los seis años “E.T: El extraterreste” -una película clave en la historia del cine- se reinventa y regresa a la pantalla tras más de varios años dedicada a películas de bajo perfil, debido a su interés de dedicarse a la crianza de sus hijos. Y ese retorno lo hace a lo grande, ya que es hasta la productora y creadora, en parte, del personaje: Sheila.

Aunque el foco principal aquí es Barrymore, hay que advertir que la historia no tiene mayor valor, pero sí exceso de gore en código de comedia y muchos personajes peculiares. Esta producción no es más que una buena manera de pasar el rato y reírse un poco de los zombis, en una época en la que parecen estar de moda. Y también burlarse un tanto de los nerds, otros estereotipo destacado en el último año gracias a series como “The Big Bang Theory” Aquí lo entretenido es cómo la dinámica de la familia empieza a cambiar en lo que deben unirse para buscar a posibles humanos que sean la comida de Sheila. En los primeros episodios, pareciera que todo va a ser al estilo de “Dexter”: matarán a hombres malos, que nadie va a extrañar. Pero muchas otras cosas pasan.

La gran sorpresa es la hija adolescente: Abby, interpretada por Liv Hewson, una australiana de 21 años que aporta las escenas inesperadas y la actuación más divertida en el transcurrir de la serie. En el cuadro protagónico también se encuentra Timothy Olyphant en el papel de Joel, el devoto esposo, que fuma marihuana y lucha por tratar de tomar con normalidad la nueva situación, la más difícil que le ha tocado enfrentar en los 23 años de matrimonio. El papel, está dentro de la misma línea de los que ha desempañado en toda su carrera: en justa medida, sin destacar ni perderse.

Entonces, si quiere ver a Barrymore y esta historia absurda, pero de carcajada sencilla, es una buena opción para este verano.

Lorena Tasca, periodista. 

FOTO: Saeed Adyani/Netflix

Santa Clarita Diet

Temporadas: 1

Capítulos: 10

Creador: Victor Fresco

Dónde verla: Netflix.

Tráiler