Ofrece recetas basadas en la dieta paleo, sin gluten, lactosa ni azúcares refinadas. Preparaciones rápidas, libres de estos productos y en combinaciones que son puro sabor ya con ver los ingredientes y su sugestiva fotografía.
Publicado el 18.08.2017
Comparte:

La industria alimentaria tiene que enfrentar la legión creciente de intolerantes. Lactosa, gluten, alergias y otros trastornos que son cada vez más usuales en la población. Acá otra respuesta que no es mera pose, o esnobismo, un afán siempre aristócrata de diferenciarse, como apunta Pierre Bourdieu, estudioso francés de los fenómenos de masas. Acá hay que hacer una reflexión más profunda. Y es que hemos desnaturalizado tanto la manera de alimentarnos, que ser crudivegano, por ejemplo, es casi una postura política.

La publicación que ahora reseñamos abraza una nueva tendencia alimenticia que arrasa en Pinterest, Instagram y tutoriales en Youtube. Se trata de la dieta paleo. Se basa en tomar los alimentos naturales y sin procesar, tal como los consumían los cavernícolas. En este caso se concentran en un neologismo, la Dieta Paleo, pero desde la mirada de un restaurante británico. Paleo+Leon= “Paleon”.

La propuesta de recetas apunta a procedimientos realistas sin estridentes absolutos ni satanización de algunas técnicas que tienen bien poco de rudimentarias. La postura es más flexible y maleable al paladar contemporáneo y admite algunos procesos que la dieta paleo no contempla (por ejemplo, la fritura profunda). Eso sí, dejando de lado por completo los azúcares refinados, alimentos procesados como cereales, maní, tofu, derivados de la soja, lácteos y aceites vegetales.
Dentro de su manifesto encontramos premisas como que “los lácteos no son tan esenciales como solían serlo”. O la “adicción que generan las azúcares refinadas, una verdadera droga dura de la gastronomía”, que tiene que ver con nuestra pulsión genética hacia lo dulce, que es un método muy efectivo de supervivencia, sobre todo en un mundo sin pastelerías ni bocadillos al alcance de la mano en cada esquina.

Las propuestas son sencillas (hasta para realizar con niños), sabrosas (que emulan los cuestionados nuggets de pollo) y absorben el acervo global, con preparaciones que reverencian a la culinaria mexicana, italiana, algunas recetas con notas   latinoamericanas y asiáticas, además de cocina mediterránea europea, de medio oriente y África, como un Tajine de pollo con limón y aceitunas, o un Cordero con verduras asadas.

Las recetas se agrupan en distintas instancias, desde desayunos a entrantes, almuerzos cotidianos, comidas, cenas rápidas. Además de un apartado de panes, acompañamientos y recetas para grupos numerosos, sin olvidar todo lo que necesita para endulzar el final de una velada. Todo a cargo de la pareja de cocineros y autores británicos Jane Baxter y John Vincent.

Leon, recetas Fast & Free. Editorial Blume, 308 páginas. Disponible en librerías Contrapunto. Precio de referencia: $28.800.
ntrapunto.