Sus vuelos o secuencias de tres copas buscan formar una perspectiva del panorama vitivinícola actual y encontramos temas como Burbujas, Blancos de Chile, Vinos Campesinos, Cepas por descubrir, Clásicos, Vino de autor, De mar a cordillera, Biodinámicos, Vinos de Altura, Carménère y Vinos iconos.
Publicado el 27.07.2017
Comparte:

El mejor winebar de Chile recolecta moda, microtendencias, valles y etiquetas emergentes en un completísimo compilado de botellas. Antes, a veces quedaba al debe en el tema de la cocina. Pero de a poco han ido afirmándose en este ítem, primero con un menú maridaje que es una atractiva experiencia con una adecuada armonía. Pero más recientemente han desarrollado nuevos platillos a cargo del chef Daniel Matthies, un cocinero que es acertado, quitado de bulla, más enfocado en los fuegos que en los flashes y que expresa su talento sobre todo en su propuesta de bocados para acompañar distintas copas, en un lugar donde la propuesta líquida es cada año más compleja y diversa.

En carta hay platos de fondo indicados con una flecha roja, pero nos quedamos con la propuesta de bocadillos, también divididos por perfiles de sabor. A saber: Yodado, donde brilla su oferta de Ostras de borde negro y un plato nuevo: Ensalada de algas con wakame, unte, crocante de cochayuyo y salsa de piures, que es un intenso bocado del mar (en la foto), como mascar una ola. Además, Cítrico (cebiches, salpicón de palta y jaiba), Cremoso (Créme brulée de camarones, plátano verde y maní), Herbáceo (crema de almejas, leche de coco, cedros y huacatay), Agridulce (chuleta de jabalí con compota de manzana y salsa de cerveza negra), Especiado (tataki de ciervo en costra de semillas y cacho de cabra), Ahumado (Antipasto de verduras y romesco), Umami (carpaccio de champiñones con queso pecorino y almendras tostadas), Guisado (empanadas chilenas), Madurado (tabla de jamones) y Dulce.

Sus vuelos o secuencias de tres copas buscan formar una perspectiva del panorama vitivinícola actual y encontramos temas como Burbujas, Blancos de Chile, Vinos Campesinos, Cepas por descubrir, Clásicos, Vino de autor, De mar a cordillera, Biodinámicos, Vinos de Altura, Carménère y Vinos iconos, que permiten echar un siempre actualizado vistazo al panorama vitivinícola nacional, una suerte de polaroid al vino chileno.

Como si no les bastara, para deleite de los winehunters hay verticales con añadas, algunas son casi inconseguibles en el mercado formal. En total son 349 etiquetas por botella de viñas grandes, tradicionales, viñas boutique, vinos de autor y producciones limitadas o rarities que se venden exclusivamente acá. Vinos tradicionales y clásicos, orgánicos y biodinámicos, vinos campesinos y naturales. Además, hay 36 vinos por copas, todos disponibles en 2 formatos (copa de degustación de 50cc y copa tamaño normal de 150cc). El personal es calificado (sommelieres o en vías de serlo) y buscando defectos (la temperatura del salón en invierno y el mobiliario algo incómodo), sólo nos queda rendirnos a su estándar y brindar por el mejor winebar del país.

Bocanáriz. José Victorino Lastarria 276 (ver mapa). Tel. 22 638 9893. Más información en www.bocanariz.cl