En Providencia, este bar ofrece una coctelería fresca e innovadora además de buena cocina. Licores macerados y una docena de cocteles creados por la bartender Chabi Cádiz.
Publicado el 28.06.2018
Comparte:

Siempre es una quimera encontrar un bar con buena cocina. O con una oferta que al menos se equilibre con su propuesta líquida. Pero el estreno de esta barra con confortables taburetes en Providencia viene a remecer la escena y de paso presenta una innovadora propuesta de alianza entre cocteles y platos.

No figuran ni logos corporativos ni marcas, apenas un par de etiquetas. La carta con una gráfica preciosa invita a decidirse por apuestas sencillas pero muy bien elaboradas y que riman a cabalidad con la propuesta de cocteles. En la factura de la carta de comida hay firmas de fuste como Kurt Schmidt y Gustavo Sáez, además de los aportes de Carolina Bazán de Ambrosía Bistro (revise una visita anterior a este comedor acá) y su crudo Oriental (en la foto); un sabroso Arroz negro con sierra ahumada de Ciro Watanabe de Osaka (a quien hemos elogiado en este mismo espacio, vea la nota aquí); y la receta de una reversionada chorrillana de Sergio Barroso de 040. Cada plato va con una recomendación de maridaje. Doce platillos, doce cocteles.

A esto se suma una paleta impresionante de licores macerados (melón, cacao, canela, almendras, tuna, entre otros) que van dando vida a brebajes sobre la base de vegetales, semillas, fruta, hierbas, especias. Una tríada de vermouth de la casa que utilizan hierbas e ingredientes de norte, centro y sur de nuestro territorio. Además, una docena de cocteles creados por la bartender Chabi Cádiz, a quien se puede ver en acción en el recinto: Rob Roy, una clásica receta que aquí se viste con whisky, vermuth rojo, toques de merkén y marrasquino de la casa; Primartini (en la foto), compuesto de vodka, vermouth dry del norte de Chile y encurtido de cáscara de sandía; y Whisky Apple que se construye con bourbon, bebida fermentada de manzanas, tintura de avellana chilena y canela.

En cuanto a los cocteles, son un equilibrio de fuerzas y combinaciones donde los ingredientes parecen entrelazarse en una danza sin pisotones, sin protagonismos. Observará que hay detalles desde el glassware hasta la decoración de cada receta. Las porciones, adecuadas. No espere acá vasos servidos hasta el límite de su capacidad. La coctelería es fresca, innovadora, con guiños al pasado pero sobre las alas de una creativa modernidad. Crearon también bebidas fermentadas propias como Ginger Beer, Ginger Ale, bebidas de manzana, naranja, limón y Cola, además de una cerveza.

Los vuelos de degustación de licores y vermouth son ideales para compartir y hacen algo más que encender los motores en una barra que es un largo camino hacia la noche capitalina, con fuegos que se apagan tarde y llaman a un deleitoso trasnoche.

Prima Bar. General Flores 51, Providencia (ver mapa). Martes de 19.00 a 2.00. Miércoles de 19.00 a 03.00 horas. Jueves a sábado de 19.00 a 04.00 horas. www.primabar.cl