El excéntrico cantante inglés se presentará en Chile este martes en la que asegura será su última gira. Preparamos una playlist basada en el set list de uno de sus últimos conciertos, con las versiones en estudios y otras tomadas de sus discos en vivo Live & Loud (1993) y Live at Budokan (2002).
Publicado el 03.05.2018
Comparte:

Ozzy Osbourne tocará el próximo martes 8 de mayo en la que será, se supone, su última visita a Chile y su última gira. No es la primera vez que lo dice. Ya en el año 1992 llamó a su gira mundial “No More Tours”. Pero esta vez hay fundamentos para creerle.

El hombre ya tiene casi 70 años y debe estar cansado; mal que mal ha sido una vida intensa, llena de excesos, éxitos, curiosidades y episodios no tan gratificantes.

Sólo por enumerar algunos: Estuvo preso un par de veces (por robar, antes de hacerse famoso, y por intoxicación pública). Fue uno de los padres del heavy metal, a la cabeza de Black Sabbath, en los años 70; pese a ser expulsado, logró reinventarse con una exitosa carrera solista. Tuvo que soportar la muerte prematura del gran guitarrista y estrella de su banda, Randy Rhoads, a comienzos de los 80. Le arrancó la cabeza a una paloma con los dientes (voluntariamente y totalmente borracho) y a un murciélago (por error en un concierto, pensando que era un juguete). Ha ganado tres Grammy y forma parte del Salón de la Fama. Tuvo su propio reality show en MTV, junto a su familia. Y escribió su propia biografía.

Es posible que efectivamente el nombre del tour que lo trae a Chile, Farewell World Tour, sea una realidad y Ozzy se retire a disfrutar y descansar, al menos de las giras. Y vale la pena ir. Ozzy no corre ni baila como Mick Jagger, pero despliega energía y presenta un show intenso que repasa algunos de los hitos más relevantes de la historia del rock, como Bark at the Moon, Mr. Crowley, y algo del catálogo de Black Sabbath (War Pigs y Paranoid).

Para preparar el ambiente (y tentarlos a asistir), preparamos esta lista basada en el set list de uno de sus últimos conciertos, con las versiones en estudios y otras tomadas de sus discos en vivo Live & Loud (1993) y Live at Budokan (2002). No diga que no le avisamos.