Un grupo de músicos fascinados con Los Beatles logró aunar criterios con un cantante afín a los boleros. La mezcla es un híbrido de bolero, psicodelia, funk, rock y balada.
Publicado el 05.07.2018
Comparte:

¿Cuál es el aporte de Chile a la música popular? Hay grandes artistas y canciones memorables, pero pocos ejemplos de auténtica originalidad bien lograda. Entre esas excepciones están Los Ángeles Negros. Cuando las baladas sólo se interpretaban con guitarras de palo u orquestas, en 1968 se unieron los astros en la localidad de San Carlos, Chillán. Un grupo de músicos fascinados con Los Beatles logró aunar criterios con un cantante afín a los boleros. La mezcla es un híbrido de bolero, psicodelia, funk, rock y balada.

En Chile tuvieron tibio éxito, incluso fueron despreciados por ser “cebolleros”. Pero en Latinoamérica, y especialmente en México, fueron y son un hit. Posteriormente han recibido el reconocimiento de artistas como Los Tres, Los Bunkers, Los Tetas y Adrián Dárgelos, que han versionado sus canciones. Otro reconocimiento proviene de los más diversos músicos que han utilizado sus ritmos y melodías para arreglar sus canciones, como Jay Z, Beastie Boys, Damian Marley y The Prodigy.

La voz de Germain de la Fuente y la guitarra de Mario Gutiérrez, miembros de la formación más destacada, dieron vida a canciones entrañables como “Y Volveré”, “Debut y Despedida”, “Murió la Flor” y “El Rey y Yo”, las cuales recordamos en esta lista para conmemorar 50 años de una de las bandas más icónicas de nuestra música popular.