Tuvieron que pasar 12 años desde el último capítulo que se exhibió en la TV abierta para volver a ver a Espinita, a Canitrot, al Señor Zañartu y toda la tropa. Cuántas veces les hablé de ellos a mis hijas y no sabían quiénes eran. Este domingo les pude mostrar las historias que tantas veces les conté.
Publicado el 17.11.2016
Comparte:

Todos saben que este año ha sido muy difícil. Ufff, qué ganas de que estés de vuelta querida María Gracia, no me resisto. Quizás por eso ando más sensible que lo normal, pero no es excusa para haber derramado unas lágrimas cuando me enteré de la reciente muerte del gran Eduardo Domínguez, destacado director de TV, que entre sus grandes éxitos destacan “Rojo” y “Venga Conmigo”. Un poco antes se había ido el gran Felipe Pávez, responsable de éxitos como “Vamos a ver”, “Una vez más” y “Maravillozoo”, entre otros. Y para rematar, a comienzos de mes nos dejó Pepe Guixé, el primer notero de la TV y uno de los grandes de la historia de nuestro país. Año duro y difícil.

Da pena cuando se va gente buena, pero como dice la tradicional canción del mejor programa humorístico que ha existido en la televisión chilena, “lo más importante… en la vida es… sonreírle al mundo… con optimismo y fe”. Y a propósito de eso, el domingo pasado volví a mi infancia y adolescencia. Qué nostalgia me dio recordar esas tardes a la hora del té, comiendo leche condensada y viendo mi querido “Jappening con Ja”, con los monstruos de la comedia como el fallecido Jorge Pedreros, el gran Fernando Alarcón, Eduardo Ravani, la única Gloria Benavides y la multifacética Maitén Montenegro.

Aunque le he dado duro a TVN este año, al César lo que es del César. No me queda otra cosa que felicitar al genio del Área de Entretención que tuvo la idea de rescatar del baúl de los recuerdos a este insigne programa.

Tuvieron que pasar 12 años desde el último capítulo que se exhibió en la TV abierta para volver a ver a Espinita, a Canitrot, al Señor Zañartu y toda la tropa. Cuántas veces les hablé de ellos a mis hijas y no sabían quiénes eran. Este domingo les pude mostrar las historias que tantas veces les conté. Me emocioné al ver a Jorge Pedreros, que ya nos dejó hace un par de años. Cómo tanto talento se juntó en un solo hombre, me preguntaba. No he vuelto a ver a alguien con su capacidad multifacética.

Creo que a muchos padres a lo largo de Chile les pasó lo mismo que a mí. Nos bajó la nostalgia y, aunque ahora el espacio fue bautizado como “Rejappening”, porque son compactos con los mejores momentos, la gente los premió. Porque alcanzó un peak de 9 puntos de rating y dobló la sintonía habitual de un domingo en TVN entre las 19:30 y las 21:00 horas. Marcaron 6,8 puntos, ubicándose en segundo lugar, bajo Canal 13 que tuvo 9,2 y sobre Mega (5,6) y CHV (3,6). La guinda de la torta fue que se convirtieron en trending topic en Twitter.

Hay que aplaudir la apuesta de la señal estatal, que ha hecho grandes cambios en la programación de fin de semana, ya que fue una pega de chino remasterizar los capítulos originales y someterlos a un proceso de colorimetría, todo con el fin de mejorar la calidad de la imagen, luz y color. Y en eso hay que felicitar a Gonzalo Cordero, quien es el productor ejecutivo responsable de la vuelta de este clásico.

Sólo me queda invitarlos a esta cita con la nostalgia todos los domingos a las 19:30 horas en TVN. Una buena oportunidad para juntarnos con nuestros padres, amigos de infancia o vecinos en torno a una TV. Estoy seguro que aflorarán en forma natural hermosos recuerdos de esa época que ya no volverá. Por mi parte sólo me queda decirles “ríe cuando todos estén tristes… ríe solamente por reír… sólo así podrás… ser siempre feliz… en risas tu vida debes convertir… laralala…”.

 

Vasco Moulian, académico UDD.