Es el último emprendimiento de Emilio Peschiera, chef quien vuelve al mar con innegables toques peruanos. Ceviches y Tiraditos destacando “El Jaladito”, de salmón, salsa ponzu, aceite de sésamo caliente y cebollín, está entre lo más rico de la carta.
Publicado el 05.01.2017
Comparte:

Reingeniería en el concepto y en el mobiliario para despedirnos, sin tanta nostalgia, del Ibis, restaurante que ocupaba esta plaza en el de, alguna manera, remozado Borderío. Es el último emprendimiento de Emilio Peschiera, quien vuelve al mar con innegables toques peruanos, parece un traje a medida con preparaciones que combinan el desenfado y un tono gourmet innegable. Aplaudimos las porciones, generosas, que dan incluso para dos. De la carta, hay capítulos atractivos como el de Ceviches y Tiraditos destacando “El Jaladito”, de salmón, salsa ponzu, aceite de sésamo caliente y cebollín. Además de otras preparaciones como el Pejerrey de dos tiempos, con leche de tigre cremosa de albahaca y tobiko (ovas de pez). Si busca algo más tradicional, un Ceviche al estilo peruano con leche de tigre y rocoto, recata la impronta de los emprendimientos anteriores de Peschiera. Uno clásico, otro más refinado y un tercero con claro influjo nikkei.

En el afán de probar de todo un poco, recomendamos los piqueos, ideales para degustar en sus terrazas, fríos y calientes, para compartir. Siguen las tentaciones y entrantes que abren el apetito de cualquiera. A saber: Gulas al ajillo con tostadas con tomate y oliva o un Crab Cake de la casa. Buen trabajo de parrillas y otras combinaciones de acento marino. De las preparaciones que emergen del Wok destaca Apaellado (con azafrán, mariscos y su chorizo) o mariscos y pescado frito saltados a la criolla y especialidades de la casa, como un Anticucho de Mero y el Salmón a la crema de hinojo con pastel de papas.

Hay para todos los gustos e instancias. Para un aperitivo o para una previa al almuerzo del fin de semana, un Bar de Ostras con precios de mercado. Cocina y ambiente de algún balneario mediterráneo improbable, imaginado. Elementos que conspiran a favor de la ilusión del asueto. El viaje vale la pena, para viudos de verano o para nostálgicos del rumor de las olas.

Pez Quiero. Av. San José María Escrivá de Balaguer 6400, local 4, Vitacura (ver mapa).
Tel. 22 219 1544
Más información: www.pezquiero.cl