Un vermouth de lujo, la elegancia de los mezcales de lujo, whiskies gringos en jarra y transparentes e incluso con sabores, una ginebra argentina y un licor de brandy que pelea de tú a tú con un Grand Marnier son algunas de nuestra recomendaciones.
Publicado el 20.10.2016
Comparte:

Si es de los que tienen un bar en casa o en usted hay un bartender consolidado o en potencia, tome nota de estas nuevas botellas que sin duda enriquecerán los matices de sabor que tienen los destilados. Un vermouth de lujo, la elegancia de los mezcales de lujo, whiskies gringos en jarra y transparentes e incluso con sabores, una ginebra argentina  y un licor de brandy que pelea de tú a tú con un Grand Marnier. Botellas que invitan a desempolvar recetarios y a agitar las cocteleras.

Vermouths de lujo. En este mismo espacio hemos constatado el incuestionable auge que vive actualmente la coctelería y en especial preparaciones como el clásico Negroni. Pero había algo que faltaba, había un trabajo cuidadoso con los hielos, estaban los destilados de alta gama, bitters especiales. Pero en el capítulo del “vermú” seguían al debe. Por lo mismo, la casa Martini presentó recientemente en Chile sus Riserva Speciale en dos versiones. Su vermú rojo que está construido a partir de una mezcla de vinos Nebbiolos del Langhe que se combinan con extractos botánicos como el cardo italiano y sándalo rojo. En tanto, el vermouth amarillo proviene de vinos de Torino puntualmente un Moscato d’Asti DOCG, con hierbas y la presencia del ruibarbo chino. Son una experiencia que realmente se aprecia en boca y generan un real incremento en la calidad de los cócteles que se preparan con ellos. Martini Riserva Speciale se empinan a los 18° en sus versiones Rubino (rojo) y Ambrato (amarillo), y se encuentra en tiendas especializadas. Precio de referencia $16.000.

El mezcal merece otra oportunidad. No. No hay gusanos en la botella. Antes de ariscar la nariz con el recuerdo (sin duda aciago) que tiene del mezcal, tenga en cuenta las etiquetas que le proponemos. El mezcla es considerado por conocedores de todo el mundo como una bebida artesana y refinada. Con un universo complejo tan apreciado como el de los single malts escoceses. Sepa también, si es un curioso o un inicado, que ha arribado recientemente un batallón de etiquetas que revelan un matiz artesanal innegable, con alcoholes muy bien construidos y aterciopelados. El mezcal, es un destilado para besar lentamente, para frotarlo con  la mano y descubrir el lado más lujoso de una bebida ancestral como pocas en el mundo. Para probar: el mezcal joven Sin Piedad ($37.900), traslúcido e intenso; y el MeXXIco ($29.900), con un alcohol de 44,5°. También el mezcal Meteoro ($47.500) de 45°. Además, el artesanal Bruxo ($75.500) de 46 grados, 100% ágave de la especie Tobalá. Todos destilados por maestros mezcaleros con nombre y apellido como Cándido Reyes (Bruxo) y Petronilo Rosario Altamirano (Meteoro). Como exige la rigurosa denominación, son alcoholes provenientes 100% de agave y destilados en origen, en este caso, Oaxaca. Disponibles en tiendas La Vinoteca.

Whiskey transparente en jarras
¿Por qué un whiskey (con “e”) americano ocupa el envase de una mermelada? ¿Por qué no es dorado, sino traslúcido? Para entender este acertijo, hay que remontarse a la época de la prohibición. Pero además entender que mucha de la producción granjera durante la mal llamada Ley Seca permaneció firme, en una actividad incluso más frenética en la destilación clandestina de sus bebidas recreativas. El tráfico de estos frascos de licores independientes, sin color y sin etiqueta, recorrían de costa a costa el territorio norteamericano. Estos envases se popularizaron con el nombre de Moonshines. Hoy, esta leyenda depurada se presenta en estos whiskeys robustos, 100% de maíz. Para los más osados está disponible incluso en su versión que usa el nombre Harley-Davidson. Además de su versión traslúcida (que derriba mitos con respecto al color oficial del whiskey) y versiones saborizadas (Apple Pie) que parecen un postre para beber con un par de hielos o un chorrito de agua filtrada. Disponible en shots en sitios como Uncle Fletch. Para compra directa visite la web www.chimport.cl

Un licor de brandy de excepción. Esto es lo que propone la casa Sánchez Romate, responsable del irreprochable brandy Cardenal Mendoza quienes han desarrollado su licor Angêlus, sumándose así a los caminos que ha abierto el whisky saborizado, un camino ya trazado hace siglos por otras casas destiladoras. Esta botella se pelea su espacio entre titanes omnipresentes en cualquier bar que se considere completo. Entre el Cointreau y el afamado Grand Marnier allí debemos dejar esta etiqueta. Luce brillante, de color ambarino que en la nariz ya adelanta la presencia de pieles de cítricos. Un brebaje de 40º con una personalidad única, infusionado con naranjas amargas sevillanas, limón de Valencia, cardamomo y clavo de olor, es especial cuando se siente en la boca. Deja en el paladar algunos resabios dulces y de fruta deshidratada. Da un toque especial y único a cócteles como un Sidecar o un Cosmopolitan, sin dejar de lado el placer de beberlo y disfrutarlo con hielo. Otra acertada recomendación es beberlo con espumante al estilo del Kir Royal. Angêlus está disponible en tiendas o emporios como BBVinos. Precio de referencia $26.990.

Gin argentino con yerba mate.
Los llamados componentes botánicos son los que dan el carácter particular a cada ginebra. Obviamente el principal son las semillas de enebro, lo que da el nombre a esta centenaria bebida. Pero también hay otros componentes como las semillas de cilantro, cardamomo, entre otros. Acá rescatamos la experiencia trasandina, a cargo del famoso barman Renato “Tato” Giovanonni (padre y responsable del rebrote coctelero en Buenos Aires). Acá encontramos Yerba mate, eucalipto, menta peperina y piel de pomelo rosado. En la boca se revelan notas cercanas a la menta, se muestra fresco y es ligeramente almibarado. Esconde de manera bastante efectiva su alcohol de 40°. Quizás por eso, como pocos, es un gin que invita a beberlo sólo, apenas refrescado con hielos. Príncipe de los Apóstoles es distribuido en Chile por Paraíso del Sur (www.paraisodelsur.cl). Disponible también en botillerías y tiendas especializadas. Precio de referencia $31.000. Más información en la web www.apostolesgin.com