Este lugar que deben conocer todos los amantes de los quesos intensos está en Quebrada de Alvarado. Aldo Vitali es el responsable de este emprendimiento.
Publicado el 13.10.2016
Comparte:

https:[email protected],-95.677068,4z/data=!3m1!4b1El secreto mejor guardado (en realidad ya es a voces) de los amantes de los quesos intensos está en Quebrada de Alvarado. Localidad a la que se accede desde Santiago antes de llegar a Olmué por la cuesta La Dormida. Lo cierto es que tomar esta ruta sirve para ir apertrechándose de delicias locales como mieles, tunas, las afamadas aceitunas de Til-Til y quesos de cabra. De aquellos, los que se encuentran en Nonna Rosa no tienen parangón. Apelan a un saber hacer que nos remonta a los inicios de la tradición quesera europea.

Sus crottin se pueden madurar en casa hasta 20 días, hay quesos de mayor tiraje comercial como sus semi-maduros con especias como orégano, que se acompañan  bien con tintos ligeros y con el vilipendiado Merlot. Pero su extra maduro es cosa seria. Se trata de una pieza sólida que parece más una hogaza de pan. Con una corteza rígida, un aroma penetrante, en boca deja sentir esos cristales similares a los de quesos tan reputados como el Gran Padano o el Parmigiano Reggiano. La cáscara presenta un matiz casi arenoso. Sabor y aroma intensos, no apto para paladares remilgados. Si quiere maridarlo, un Cabernet Gran Reserva o algo más goloso como un Syrah o un Malbec pueden entrar al ruedo.

Aldo Vitali es el responsable de este emprendimiento, que parece una versión local del animé Heidi. En su predio realiza también talleres y seminarios. En ocasiones disponen de pan de campo, además de manjar de leche de cabra, miel orgánica, yogurt natural, queso crema y algunos inventos de repostería como unas adictivas trufas rellenas con manjar de leche de cabra. Quesos vivos, que evolucionan con el tiempo, de aspecto tosco, con cortezas con hongos que la mayoría pensaría –erróneamente- en botarlos al basurero.

Nonna Rosa está a un costado del Km. 29 del camino Olmué que enlaza con la cuesta La Dormida (ver mapa). Cel. +56 9 9 321 8812. [email protected].