No les vamos a revelar ni hacer un spoiler con el ranking completo, pero sí destacar algunos vinos que lograron puntajes que rozan lo superlativo.
Publicado el 28.12.2017
Comparte:

“Cómo hemos cambiado” dice la canción y vuela un carnet al piso. Entonces, celebramos con ellos estas dos décadas en el mercado. La primera publicación de esta respetada guía contempló el descorche de “apenas” 600 vinos. Número que se ha triplicado en la actualidad porque el panorama del vino chileno vive su mejor momento, qué duda cabe.

Hoy por hoy, el universo del vino es un terreno bastante más amplio en diversos aspectos. Cepas, variedades, estilos enológicos y nuevos valles es lo que constata el autor en su entrega anual que este año contempla 562 páginas.

“Ofrecerles un panorama lo más amplio posible de lo que sucede en la escena de vinos chilena”, es la consigna del periodista Patricio Tapia, el winewriter más respetado de la escena local, quien cada año realiza esta suerte de reportaje extendido al panorama vitivinícola nacional. Recorriendo sus páginas uno descubre que el pipeño ya ha encontrado su lugar dentro de los consumidores más “serios” y los trabajos con la cepa país, la uva que trajeron los conquistadores españoles y que por casi siglo y medio fue ninguneada, hoy es el pivote de vinos deliciosos, frescos, que se beben casi como jugo de frutillas. Reverdecer de destinos, valles y terruños como Itata, el descubrimiento de zonas productoras como Osorno, el auge de micro sectores como los que propone Guarilihue o los vinos del norte, de Huasco. Los límites de producción de vino de calidad se ensanchan, son elásticos.

No les vamos a revelar ni hacer un spoiler con el ranking completo, pero sí destacar algunos vinos que lograron puntajes que rozan lo superlativo, como RHU de Alcohuaz 2013, elegido como la mejor mezcla tinta del año. Así como el vinazo que es Viñedo Chadwick 2015, vino que obtuvo un puntaje perfecto del experto top del momento, James Suckling. Si quieren saber cuál es la mejor burbuja nacional para celebrar en año nuevo, tiéntense con el Brut Nature (Chardonnay-Pinot Noir) de Morandé.  El mejor Carménère es el de Santa Rita Floresta 2017. El mejor Carignan es un empate técnico entre Vigno Undurraga 2014 y Vigno de De Martino 2015. Si aman los vinos blancos déjense llevar por la recomendación de Pato Tapia que dictó que el mejor Sauvignon blanc del año fue Talinay 2017 de la viña Tabalí, de Limarí, que compite fuerte con terruños reconocidos por dar buenos resultados con estas variedades, como son Leyda y Casablanca. La publicación además de nombrar una serie de vinos revelación, también se detiene en elegir al mejor por valle o terruño.

“Nos gusta pensar que hoy es el mejor momento para ser periodista de vinos en Chile, y que es un privilegio poder publicar una guía que intente retratar todos esos cambios, toda esa energía. Pero, sobre todo, hoy es un gran momento para ser consumidor de vinos”, refuerza Tapia.

Descorchados 2018. Editorial Planeta. Disponible en librerías. Precio de referencia: $19.990.