La serie se mete en el mundo de David Haller -interpretado por Dan Stevens, cara ya vista en "Dowton Abbey"- otro personaje del universo de Marvel que no ha sido explorado. Y así muestra una historia que no parece sacada de un cómic, una de las tantas cosas que la proyectan como una de las grandes producciones de 2017.
Publicado el 09.02.2017
Comparte:

Una serie de superhéroes que no parece tal, eso es “Legion”, que se estrena este 9 de febrero por FX a las 22:00 horas. Se trata más bien de un drama muy bien hecho. Uno que se mete a profundidad en la mente de David Haller -interpretado por Dan Stevens, cara ya vista en “Downton Abbey”- otro personaje del universo de Marvel que no ha sido explorado y que es más bien un anti-héroe. Es hijo del profesor del líder de los X-Men, Charles Xavier y tiene la duda constante de si sufre de esquizofrenia o si goza de un gran poder como es la telequinesis.

Con ese detalle, el de la locura, sabe jugar muy bien el creador del programa, Noah Hawley -a quien se le agradece una maravillosa producción como “Fargo”-, que nos planta desde el primer episodio desde el punto de vista del inestable David. Imágenes confusas, pesadillas, los monstruos que siempre ve y los flashbacks, son parte de la narrativa que va armando el rompecabezas de este caos que se irá transformando en algo adictivo. Como David no sabe lo que es real, como espectadores tampoco lo sabremos.

Eso es parte de lo que se puede decir -sin spoilers-, tras ver apenas el primer episodio de este trabajo basado en el cómic de Chris Claremont y Bill Sienkiewicz. También hay que destacar  las actuaciones de sus protagonistas: David, este joven internado en el centro psiquiátrico Clockwork, donde conoce a Syd Barrett, a cargo de Rachel Keller -quien es traída de la segunda temporada de “Fargo-, es una paciente que sufre de una extraña ansiedad: no le gusta ser tocada.  En medio de sus inestabilidades, inician un romance con el que Hawley aprovecha para jugar con varias estéticas como la retro-futurista de los años sesenta y setenta y hasta una coreografía al estilo Bollywood. Hay mucho de psicodelia, pero a pesar de ello, es imposible determinar el espacio temporal en que se desarrolla la historia.

Hay unos cuantos guiños para la nostalgia. El nombre del personaje femenino hace referencia a quien fue líder de la agrupación inglesa Pink Floyd en su primer álbum “The Piper at the Gates of Dawn” (1967) -tres años después, abandonó la banda-, buena parte de la musicalización es similar a la producción discográfica “Dark Side of the Moon” (1973) -hecho así con total intención por Jeff Russo, el compositor de la música de la serie- y unas cuantas escenas recuerdan a distintas películas de Stanley Kubrick. Buenos detalles que permiten que el lento proceso hasta llegar al momento de la acción, sea para admirar.

Adelantar más detalles podría arruinar la experiencia, pero una de las cosas -quizás- excepcionales es que llega un punto, en que como espectador puede olvidar por un rato que se está frente a otra historia sacada de un cómic. Aunque quizás no sea lo ideal para lo más fanáticos de Marvel.

Lorena Tasca, periodista

Temporadas: 1

Capítulos: 8

Creador: Noah Hawley

Dónde verla: FX, todos los jueves a las 22:00 horas.

Calificación Imbd: 9,3.