Un lugar que se encuentra dentro de un palacio que data de 1907, el cual fue restaurado y recuperado como centro de eventos y conferencias. Una variable carta de ceviche y pescado del día es parte del menú.
Publicado el 13.10.2016
Comparte:

Pirque en su carácter rural y tranquilo, concentra dentro de su oferta culinaria uno que otro asador de carnes, pizzerías y comedores de cocina tradicional de campo. Pero recientemente la localidad ha visto revuelta su oferta gastronómica por un inusual y atractivo vecino que viene con otros aires al sector. Se emplaza en medio de un parque con añosos árboles que dan una reconfortante sombra y que circundan un palacio que data de 1907, el cual fue restaurado y recuperado como centro de eventos y conferencias. Atentos con el restaurante que se ubica en un salón aledaño. Mucho más moderno, con comedor amplio, bien iluminado y con capacidad para 100 personas.

En este entorno idílico rescatamos una cocina casual, relajada. Con sabores reconocibles y un pulcro trabajo de insumos como el Pulpo, que casi siempre figura en carta y se presenta con una costra sabrosa, acompañado de papas chip caseras y camote. La carta se ciñe a las existencias de cada estación y se ancla en los productos que provee el mercado cada semana. Otro entrante de su variable carta es el Ceviche, que se expresa sin ganas de incomodar a ningún comensal con el ítem “picante”.

De los fondos, siempre hay una opción acertada para los carnívoros de tomo y lomo. En este caso, tocó hincarle el diente a una Entraña con cremoso de mote, zapallo asado y queso de oveja. Si le pena la brisa marina, consulte por el Pescado del día que puede ir acompañado de, por ejemplo, risotto de Kale y hongos confitados, entre otras preparaciones de toques mediterráneos y que utilizan lo mejor y más fresco de la despensa nacional. Para acompañar hay una cuidada selección de vinos del enjundioso valle cercano del Maipo y de la reputada zona vitivinícola que le es cercana. Una cocina sin tanto aspaviento, sabrosa, con sutiles toques autorales en un entorno de ensueño, que invita a una siesta o al menos a recorrer el bien cuidado y evocativo parque. Ojo, que está abierto sólo sábados y domingos de 13 a 15:30 horas. Siempre es conveniente reservar

Las Majadas. José Julio Nieto s/n, Loteo Parque Las Majadas, Pirque (ver mapa).
Tel: 22 3304940
Precio promedio por persona: $25.000.
Más información: www.lasmajadas.cl