Las elecciones de EEUU a través de la TV chilena: “Yes, we can”

Publicado el 10.11.2016
Comparte:

La noche del martes y madrugada del miércoles de esta semana quedará en la historia mundial como el día en que Donald Trump se convirtió en el Presidente electo de los Estados Unidos, contra todos los pronósticos, creando un tempranero pánico generalizado.

Y como muchos de ustedes, me senté a ver las distintas transmisiones. Yo elegí TVN, pues eran los únicos junto con La Red apostando por la información.  A las 22:30 mi desilusión fue grande cuando Mega, mi canal fetiche, daba “Sres. Papis”. Hasta mis hijas de 14 y 16 años me pidieron ver las elecciones y por supuesto que accedí. El porqué les cuento esto, es nítido. Magdalena, en un momento de la noche, muy emocionada, me pregunta: ¿Si gana Trump es probable que mueran negros, mexicanos, gays y mujeres? Le pregunté por qué decía eso. Y me contestó: “Papá, yo he seguido las campañas y he visto en televisión lo que ha dicho Trump”. Le dije que me gustaba que le interesara el tema, pero que Trump no había dicho que mataría a esas personas. “Pero Papá, hablo del lenguaje no verbal y pareciera que si gana, los va a matar”, me dijo. Mi hija me dio una lección de lo macabro que puede ser un energúmeno y, lo peor de todo, es que arrasó en las elecciones. Estoy seguro que Magdalena durmió con miedo, igual que muchos otros americanos. Qué pena más grande.

Para los canales de televisión chilenos, lo del martes y miércoles se recordará como la cobertura y transmisión más extensa y completa sobre una elección presidencial fuera de Chile. Cuatro canales mantuvieron especiales de prensa en vivo hasta las 4:30 de la madrugada, cuando se concretó el triunfo definitivo del blondo empresario.

Partamos con TVN, que tuvo a Consuelo Saavedra y Mónica Pérez como sus grandes puntales de la jornada, despachando en todo momento desde Estados Unidos y promediando 4,4 puntos de rating. Ambas muy asertivas en sus comentarios y ágiles a la hora de dialogar con Santiago.

Mega se las mandó, para variar, con un panel a cargo de Soledad Onetto y Catalina Edwards junto a una historiadora de la UC y el gran cientista político Pato Navia. También enlazaban con José Antonio Neme en el comando de Trump y con José Luis Repenning en el comando de Clinton. Gran dominio del inglés de los dos ágiles de la prensa apostados en EE.UU, ya que entrevistaban y traducían de inmediato. Incluso Repenning se dio el lujo de entrevistar a la cantante Cher. Esa fue la guinda de la torta para liderar la jornada eleccionaria con 6,6 puntos de rating.

Por su parte, Chilevisión, que marcó 5,2 puntos, se la jugó con una edición especial y extensa de su noticiero de cierre, “Última mirada”. Ahí, Humberto Sichel analizaba con el gran Raúl Sohr minuto a minuto los triunfos en cada estado republicano o demócrata. Pasan los años pero la sapiencia de Sohr es única en la TV chilena. Un crack.

Y cerramos con Canal 13, que tuvo 5,0 puntos, con la conducción de Ramón Ulloa, teniendo contactos con Iván Valenzuela desde el comando de Trump y de Cony Santamaría desde el de Clinton. La gracia intelectual es que la Cony estaba acompañada del destacado analista y periodista Álvaro Vargas Llosa.

Sumando, tenemos que entre los cuatro canales marcaron más de 20 puntos desde aproximadamente las 23:30 horas hasta pasadas las 04:30 am. Todo un logro para esas horas de la madrugada y aún más cuando lo que estábamos viendo eran unas elecciones en otro país y no en Chile. Ahora, reconozcamos que el único que siguió desde las noticias fue TVN. Felicitaciones. Eso sí, cuando en verdad se comprometan con cautivar a las audiencias, tratarán de entender por qué Mega les gana. En conclusión, podemos decir que la madrugada del miércoles los canales chilenos gritaron a viva voz y con justa razón: “Yes, we can”.

 

Vasco Moulian, académico UDD.