Algunas pistas para descubrirlas. Si ven hogazas decoradas con semillas, panificaciones integrales, baguettes de crocante aspecto y verifican con su olfato el aroma del pan recién horneado que se entremezcla dulcemente con el de café recién preparado, aventúrense.
Publicado el 09.11.2017
Comparte:

Estos emprendimientos culinarios cunden en el último tiempo. Aunque no son algo completamente nuevo en la escena. Siguen la huella de cadenas como Le FournilCafé Castaño y la más popular San Camilo o La Chocolatine, otro horno pionero en esta ampliación del rubro. Lugares para ir por un bocadillo, con preparaciones de rápido despacho, lugares ideales para tomar desayuno o los cada vez más cotizados brunch. Lugares a medio camino entre cafeterías de especialidad y panaderías. Trabajan consistentemente panes de cortezas crujientes y de migas que ostentan sus alvéolos y delatan un lento leudar. Trabajan con masa madre -casi una imposición tácita-, asumen que la panadería es un artesanato que requiere paciencia y encarnan una respuesta a la ausencia de las panaderías de barrio, pero en un código remozado.

Algunas pistas para descubrirlas. Si ven hogazas decoradas con semillas, panificaciones integrales, baguettes de crocante aspecto y verifican con su olfato el aroma del pan recién horneado que se entremezcla dulcemente con el de café recién preparado, aventúrense. Tiéntense a pedir un huevo pochado (otro mantra de estas nuevas panaderías artesanales), que requiere técnica (no demasiada) pero sí precisión. En entregas anteriores les hemos mostrado algunos de estos recintos que pregonan también una moral alimentaria, una suerte de ethos comestible trenzado con lo orgánico y lo hecho a mano. Asumieron que ya no se puede pretender usar el rótulo gourmet con mantequillas o mayonesas industriales, panes prehorneados (o peor, congelados) o huevos que provienen de avícolas a gran escala.

Al revisar su oferta en carta o pizarra (aún mejor) las reconocerán por la presencia de los ya mencionados huevos pochados con yemas crepusculares y de un furioso naranjo, rebanadas de pan de campo con palta y tocino crocante, notas de aceite trufado, canastillas de tostadas integrales, mermeladas caseras, opciones veganas y algunos extras como una oferta dulce o la utilización de la técnica de panificación como base para pizzas. Atentos también con su oferta de hojaldres, otro punto para poner a prueba las pericias de estos paradores con croissants (algunos incluso con rellenos) o panes de chocolate y esponjosos muffins. Lo distintivo es que estas mismas frescas y fragantes preparaciones se pueden llevar a casa. Son las nuevas y onderas panaderías de barrio.

¿Dónde?

La Popular, Pizza y Pan. Av. Francisco Bilbao 2793, Providencia (ver mapa). Abierto de martes a domingo de 10:00 a 20:00 horas. Tel. 96 303 6880. Más información en www.lapopularpizzaypan.cl.

Le Pain Quotidien. Isidora Goyenechea 3275, Las Condes (ver mapa). Abierto de lunes a viernes en horario continuado de 8:00 a 23:30 horas. Sábado, domingo y festivos desde las 9:00 horas. Más información en www.lepainquotidien.cl.

Mestiere. Vitacura 9013, Vitacura (ver mapa). Abierto de lunes a sábado de 8:00 a 20:00 horas; domingo de 8:00 a 14:00 horas. Tel. 99 280 8484. Más información en www.facebook.com/Mestiere.

Pan/Bar La Vinoteca. Nueva Costanera 3955, Vitacura (ver mapa). Tel. 22 953 6291. Abierto de lunes a sábado de 8:30 a 23:30 horas. Más información en www.lavinoteca.cl.

Panadería Gabilondo. José Miguel de La Barra 465, Santiago (ver mapa). Tel. 97 495 5356. Atiende de lunes a viernes de 9:00 a 19:30 horas. Sábados de 9:30 en adelante. Pedidos especiales al mail [email protected].

Pan Mostacho. Av. Francisco Bilbao 2841 A, Providencia (ver mapa). Tel. 22 742 8809. Abierto de lunes a domingo de 10:00 a 21:00 horas. Más información en www.panmostacho.cl.