Me voy a aprovechar de la vergonzosa función del otrora ídolo argentino y voy a dedicarle el plato de esta semana: una “sopa levanta muertos”. Esta receta la hacía mi tía entradito el invierno para superar el frío o bien, para calmar la resaca de su pobre viejo.
Publicado el 28.06.2018
Comparte:

 

 

Sopa “Levanta Muertos”
(Para el pibe, Sampaoli y algunos de la albiceleste)
1 carcasa de pollo
1 par de huesos de ternera
2 zanahorias
1 trozo de zapallo
1 cebolla
1 rama de romero
Salvia y eneldo
4 yemas de huevo
Sal y pimienta

Las mujeres se volvieron a lucir esta semana, desde Arabia Saudita hasta nuestro Chile. Allá se pusieron al volante por primera vez en la vida haciendo historia mientras manejaban al trabajo o rumbo al mercado. Por estos lados, María Pía Silva fue escogida como la flamante nueva integrante del Tribunal Constitucional y ojo, que era la única fémina entre nueve candidatos. Pero eso no es todo, la Academia de Cine de Hollywood integró a Daniela Vega y cuatro mujeres más a sus filas y, para coronar la semana, la ministra de Cultura, Alejandra Pérez, le mandó un mensajito al senador Chahuán (nuestro protagonista de la semana pasada) por la prensa, dejando muy claro que no se va a dejar intimidar por un senador que pretende poner a su gente en su ministerio. Así no más con las mujeres.

El que está con pataleta es Sebastián Dávalos. El muy patudo llegó de chaqueta de cuero motoquera y blindado por su abogado al Centro de Justicia a presentar una serie de acciones civiles y penales en contra del subsecretario de Minería, Pablo Terrazas, y de los diputados Diego Paulsen y Marcela Sabat por el presunto delito de denuncia calumniosa. Y, como si fuera poco, se “choreó” con Yerko Puchento y su libretista, Jorge López, a quienes también les regaló una querella por las constantes burlas y sus acertados apodos, los que no pienso repetir para que no me llegue a mí también un sobre a la puerta. Señor Dávalos, las cosas pasan por algo y el respeto no se pierde por casualidad. En su caso, se hizo humo por su vergonzoso y mediático vínculo con el Caso Caval.

Valió la pena el trasnoche de los gendarmes y el ministro de Justicia, Hernán Larraín, porque nos libramos de una flor de huelga. Recién a las dos de la mañana del miércoles se sellaron las negociaciones y se levantó el acuartelamiento de los funcionarios. Lo que encendió la mecha de este alzamiento fue la viralización de las torturas que recibieron los ecuatorianos por parte de algunos presos del penal Santiago Uno, quienes pretendían vengar el brutal asesinato de una mujer en plena calle. El delito y sus consecuencias generaron una seguidilla de debates a través de las redes y la prensa y aquí, ni la Tonka Tomicic ni el ex capitán de La Roja, Claudio Bravo, quedaron bien parados. Tengan ojo los dos, son personas influyentes y no pueden decir lo primero que se les viene a la cabeza.

¿Vieron el show del Pibe de Oro en el partido de Argentina y Nigeria? ¡Qué mal Diego Armando Maradona Franco! Diste un espectáculo dantesco y tu comportamiento en Rusia dista mucho del de un ídolo del fútbol. Tu show fue peor, mil veces peor que el de Argentina contra Croacia. Y es que este hombre, en un estado deplorable, confundió el palco del estadio con un bar de mala muerte. ¡Qué lástima! Y por lo demás, un pésimo ejemplo para todos sus hinchas. Me voy a aprovechar de su vergonzosa función y voy a dedicarle el plato de esta semana: una “sopa levanta muertos”. Esta receta la hacía mi tía entradito el invierno para superar el frío o bien, para calmar la resaca de su pobre viejo.

Sácale provecho a este triste momento, Diego, y convida a Sampaoli y a la delantera albiceleste para estimularlos e iluminarlos de cara a su próximo partido contra Francia. Invítalos a la cocina, siéntate en el trono (sería un riesgo tenerte dando vueltas) y observa cómo trabajan para ti. Por favor no te muevas ni te agites, te puedes volver a “descompensar”.

Que el pelado Sampaoli ponga en una olla los huesos, zanahorias peladas y cortadas en trozos, el zapallo en cubos, la cebolla en cuartos y el romero, salvia y eneldo. Luego, que agregue abundante agua fría y se la pase a Lionel Messi y Marcos Rojo. Que ellos la dejen hervir a fuego lento por una hora.

Cuelen el caldo, agreguen sal y pimienta, recuperen toda la carne de pollo y ternera y añádanla a la sopa. Luego hay que batir sutilmente las yemas y agregarlas a la sopa para que quede bien cremosa.

Siéntense frente a estos humeantes platos, acompañen la receta con pan fresco y, por piedad, dejen el vino blanco para otra ocasión. No se le vaya a subir nuevamente el alcohol a la cabeza al pibe, no queremos más espectáculos, porque esta vez, ni la mano de Dios logró sortear la desilusión de nuestros jóvenes y niños.