Este local ubicado en José Miguel Claro es un viaje gastronómico que traslada a alguna tasca o guarida de esa España del norte, profunda y gustosa. Es una taberna que despacha cocina mediterránea con un marcado acento catalán e insumos nacionales
Publicado el 03.11.2016
Comparte:

Su celebrada cocina opera en clave mediterránea y un ligero acento catalán. Podemos criticar lo cosmético como lo informal del comedor, lo tenue de la luz, las mesas cojas repartidas al azar. Pero, su propuesta culinaria permanece imperturbable. Una cocina sencilla de decodificar y entender con la mente y apreciar con el paladar. El viaje con los sabores traslada a alguna tasca o guarida de esa España del norte, profunda y gustosa.

Hay detalles que reconfortan como el pronto arribo de un pan tibio con una salsa atomatada. Los entrantes tienen esta moral de picoteo, son ideales para compartir: Pulpo con una salsa aloli con miel y papitas crocantes. Tentáculos blandos con un tostado intenso. Otro entrante, unas sabrosas Habitas con jamón y ajo.

Recomendamos igualmente el Pintxo de morcilla, dividido en cuatro bocados intensos en su carga grasa y salobre. Un platillo que resume bien la propuesta de este comedor es la Merluza a la barcelonesa con mouselina de ajo con polenta y piquillos caramelizados. Una combinación acertadísima, brillante. Hay un buen trabajo de los fuegos que se aprecia en recetas muy bien concebidas y por sobre todo, sabrosas.

Carrer Nou. José Miguel Claro 1802, Providencia (ver mapa).
Tel. 22 727 1161
Consumo promedio: $25.000 por persona.