Es uno de los referentes de la nueva cocina tradicional porteña, donde se conjugan buenos precios y calidad.
Publicado el 22.12.2016
Comparte:

Las cosas como son. Si andan en plan aventurero y están dispuestos a la dificultad de encontrar estacionamiento, evadir perros vagos y vidrios rotos en el suelo, llegarán -como premio- a un comedor que no les defraudará. Es uno de los referentes de la nueva cocina tradicional porteña. Una especie de picada 2.0, en donde se conjugan buenos precios y calidad. El ítem de la abundancia lo dejamos fuera, porque muchas veces conspira en contra de la calidad y la picada, para nosotros, se cierra en estos dos puntos: calidad + precio justo. Es la casa del cocinero Cristián “Vicho” Álvarez, quien ha montado aquí un comedor acotado, con un horario que también es “orgánico” y a escala humana: Atiende de viernes a domingo.

Es secreto a voces que los cocineros locales lo emulan, o llanamente lo plagian incesantemente en su factura de las papas, o en la introducción de insumos poco utilizados en el fine dine, pero que han estado toda la vida en el catálogo alimentario del porteño de a pie. A saber, una entraña de caballo, intensa, con un trabajo también ostentoso de ajo. O uno de sus platos más recientes: un lomo de cerdo ahumado que recuerda la máxima del cronista César Fredes, quien refresca su observación al decir que el pescado que más se come en el puerto es el chancho. El lomo en cuestión, algo salobre, tiene una costra sabrosa, un ahumado que evidencia su procedencia casera y se acompaña en su versión “a lo pobre” con unas nada pobres papas de corte rústico y tersa fritura, un huevo de doble yema, cebolla caramelizada al vino tinto y una salsa de manzana. Todos estos elementos por capas arman un bocado nuevo y lleno de sabor. Los ingredientes por separado recuerdan a otro de los emblemas del recinto: su chorrillana, otro plato del puerto que tiene mucho de tierra y nada de mar. Otra incrustación de estos tiempos es la chorrillana vegetariana. El lugar siempre es visitado por turistas extranjeros gracias a los buenos reportes que registran en el nuevo boca a boca que es Trip Advisor y las redes sociales.
Para el final, han recreado aquí la vieja costumbre del bajativo de la casa y disponen de un elíxir autoral de agradable sabor y funcional como digestivo.

El Pimentón. Subida Ecuador 27, Valparaíso (ver mapa).
Cel. +56 9 9622 3024
Atiende viernes y sábado de 13:00 a 00:30. Domingos de 13:00 A 22:30 horas.
Precio promedio por persona: $15.000.