El trending topic de la semana fue el desafortunado paso de nuestra máxima autoridad por el Te Deum evangélico. Si hasta colorada de rabia se puso la Presidenta Bachellet cuando escuchaba los discursos de los pastores y los aplausos al candidato Piñera. Precisamente esta ceremonia fue la que me inspiró el plato de esta semana, el cual, Presidenta, me gustaría dedicarle con mucho respeto. ¡Qué mejor que celebrar el 18 con unos ricos “canutos” con ensalada chilena!
Publicado el 14.09.2017
Comparte:

 

 

mecha corta ok

@politicaycocina

Canutos con Ensalada Chilena

250 gr. de fideos canutos (penne)

1 kilo de tomate

2 cebollas cortadas en pluma

2 cucharadas de cilantro picado

2 cucharadas de aceite de oliva

Sal y pimienta negra molida

1 ají verde

 

El huracán Irma nos tuvo todo el fin de semana frente al televisor. Fuimos testigos, en directo, de la devastación de algunas islas del Caribe y del indomable clima que golpeó Florida. Tal destrucción me trajo a la cabeza el aniquilamiento de la imagen de nuestros honorables por culpa del “copy-paste” del candidato independiente. Senador Guillier, nuevamente usted me hace ocupar espacio en esta columna… No siga culpando al resto por sus propios errores: a los notarios por su dificultad para juntar firmas, a los periodistas y medios de comunicación por proyectar una imagen errada de su candidatura, a los bancos por no prestarle plata y, ahora, a los fiscales por querer hacer su trabajo e investigar las asesorías que recibe. Si quiere subir en las encuestas, levántese más temprano y haga puerta a puerta.

Al que echamos de menos en la formalización del Ministerio Público fue al senador Rossi. Nuevamente se perdió y no encontró el camino a las oficinas de los fiscales; parece que no le funciona o no sabe usar el Waze. Basta de hacerse el cucho, senador. Cumpla con su deber público como cualquier cristiano. ¿O cree que por pertenecer a este grupo de privilegiados puede darse esos gustitos?

Pero el trending topic de la semana fue el desafortunado paso de nuestra máxima autoridad por el Te Deum evangélico. Si hasta colorada de rabia se puso la Presidenta Bachelet cuando escuchaba los discursos de los pastores y los aplausos al candidato Piñera. Precisamente esta ceremonia fue la que me inspiró el plato de esta semana, el cual, Presidenta, me gustaría dedicarle con mucho respeto. ¡Qué mejor que celebrar el 18 con unos ricos “canutos” con ensalda chilena!

Marcada a fuego me quedó la escena esa, cuando blindada por sus ministros más cercanos, llegó puntualmente a las 11:00 horas a la Catedral Evangélica. Ya afuera se podía sentir lo pesado del ambiente (algo así como los fuertes vapores que expelen de un cocimiento). Adentro, la cosa fue de mal en peor: los saludos de bienvenida no fueron especialmente calurosos, la mueca del candidato de oposición cuando lo aplaudieron ayudó poco, y los sermones de los pastores… ¡para qué decir! Bien mal rato pasó Presidenta, así que la invito a la cocina a relajarse.

Partamos con nuestro plato. Junte a sus ministros y asígneles una tarea a cada uno. Pídale al ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, que le pase unas moneditas al ministro del Interior, Mario “Peta” Fernández, para que compre unas bolsas de canutos en el almacén de la esquina. Mientras tanto, le sugiero que le encomiende al ministro de Justicia, José Antonio Gómez, la tarea de pelar y cortar los tomates en medias rodajas. Puede encargarle a su vocera, Paula Narváez, que le pique la cebolla y el ají verde. Sería buena idea hacer participar al presidente del Senado, Andrés Zaldívar. Dicen que es muy bueno para picar el cilantro chiquitito, chiquitito. Y no se olvide de su  subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy; que él le traiga una olla con agua hirviendo.

Ahora, usted dese el gusto y deje hervir lentamente los canutos por 15 minutos y contenga su risa, mientras los demás preparan la ensalada chilena en una fuente de greda de Pomaire. Saque los fideos de la olla y déjelos “enfriar” al igual que las relaciones de su gobierno con la comunidad evangélica. Mézclelos con la ensalada chilena, aliñe bien con sal, pimienta y aceite de oliva y tendrá el acompañamiento perfecto para un pollo ganso a la cacerola.  ¿Qué mejor para celebrar este 18 de septiembre?

Presidenta, le voy a dar un útlimo consejo para este plato y evitar así pasar otro mal rato. Amortigüe la cebolla en agua muy fría con sal y azúcar, refriéguela con las manos, y luego lávela bien.  Con esto evitará que se le repitan los canutos. Usted no merece pasar este mal rato dos veces… ¡Viva Chile!