El domingo pasado celebramos el Día del Niño y ese día miles de petizos salieron felices a jugar a la calle. Esta imagen me trajo a la cabeza a los chiquillos a quienes les dedicaré la receta de esta semana, esos críos de pelo largo que no conocen la máquina de afeitar. Sí, ellos, los miembros del Frente Amplio.
Publicado el 10.08.2017
Comparte:

 

 

mecha corta ok

@politicaycocina

Barritas de Cereal con Manzana

200 gramos de avena

50 gramos arroz inflado

75 gramos de miel

50 gramos de mantequilla

150 gramos de azúcar

150 gramos de manzana roja (muy roja)

Finalmente la Carolina Goic salió fortalecida y recargada. Prueba de ello fueron sus palabras frente a las pantallas: “Debemos ser intolerantes con las malas prácticas”. Un discurso de lo más “ético” y en el cual asume, magistralmente, el rol de gerente general de una empresa de aseo; eso sí, aquí el objetivo está puesto en “limpiar la política”. Y para dejarla soplada, le pidió ayuda a un connotado abogado DC, quien tuvo la misión de hacer un completo informe tras revisar los estándares éticos de sus camaradas con intenciones parlamentarias. El resultado fue que ninguno -salvo Ricardo Rincón, claro- fue víctima de la redada ética.

Pero el entusiasmo duró poco y rápidamente volvieron a las contradicciones de siempre. Por nombrar algunas, se confirmó el pacto con la Izquierda Ciudadana y el MAS, partidos que apoyan los gobiernos de Cuba y Venezuela y la Carolina anunció una escapadita a Caracas para solidarizar con los demócratas venezolanos. ¡Plop! Quizás por eso, Carolina, no te acompañarán ni Mariana Aylwin ni Jorge Burgos en tu aventura.

En todo caso, el candidato independiente despertó de su larga siesta y con 62.000 firmas bajo el brazo, llegó al Servel, desde donde partió a celebrar con un merecido almuerzo al mercado Tirso de Molina. Ahí lució su nueva pintacha, porque ahora se viste de traje azul, camisa blanca y corbata roja. Y como si fuera poco, se puso a hablar de crecimiento, comenzó a hacerle la pata a la DC y le pidió prestado el auto a Piñera. Le creo repoco señor Guillier. Es que no basta con ese estilo de candidato republicano continuista. Tiene razón un afamado columnista: “si no se pone las pilas, la Beatriz Sánchez lo va a jubilar”. Los que sí ya se jubilaron (o están a punto) son las estrellas del supuesto comando. Primero fue Juan Pablo Letelier y ahora cuelga de un hilo la “chica comunista” (Karol, no sabes cuánto lo siento).  Al menos el rojo sigue presente en la corbata y en otros lugares claves del comando.

Al otro lado de la calle, la UDI, RN y Evópoli no han logrado ponerse de acuerdo, pero confían en que el súper héroe “Tatanman” les solucione los problemas. Seguramente el candidato  presidencial de Chile Vamos va a tener que poner orden para lograr, de una vez por todas, definir la lista parlamentaria. ¡Ojo! Les queda poco tiempo y no hay que ser un brillante estratega para comprender que deberían aprovechar el despelote que tienen sus adversarios. Ya es hora de que piensen en bloque.

El domingo pasado celebramos el Día del Niño y ese día miles de petizos salieron felices a jugar a la calle. Esta imagen me trajo a la cabeza a los chiquillos a quienes les dedicaré la receta de esta semana, esos críos de pelo largo que no conocen la máquina de afeitar. Sí, ellos, los miembros del Frente Amplio. Niños que necesitarán fuerzas para seguir adelante, niños que ya han hecho más de un berrinche y que comienzan a pelearse entre sí. ¡Qué bien les van a venir unas nutritivas barritas de cereal y manzana roja!

Porque pucha que nos sorprendió el titular de un diario esta semana que anunciaba “Duelo de estrellitas”, acompañado de una gran fotografía del sociólogo de larga cabellera, Alberto Mayol, y el diputado de cabeza rapada, Giorgio Jackson. Ambos se enfrentarán por el distrito 10 (entre las que se cuenta Santiago y otras 5 comunas). Sin duda será un gran duelo, cuyo resultado revelará el verdadero liderazgo del FA.

Antes de seguir peleando niños, vayan a la cocina y comiencen a trabajar en sus barritas. Primero, hay que lavar y pelar las manzanas y luego cortarlas en pequeños trozos. En una olla, derretir la mantequilla y agregar la miel y el azúcar. Traten de ponerse de acuerdo sobre quién revuelve. Después, añadir la avena, el arroz inflado, los trozos de manzana y seguir revolviendo (ahora le toca al otro para que sea justo). Cuando la mezcla tenga la textura de una pasta, pídanle a un adulto que les prenda el horno a 175 grados y alguno de los dos enmantequille un molde rectangular. Agregar la mezcla y llevar al horno por 30 minutos. Una vez listo, retirar del calor, dejar enfriar y con un buen cuchillo, cortar con cuidado las barritas.

Carguen sus mochilas con un buen número de barritas y un par de cervezas, que la carrera está por comenzar. Eso sí, les voy a dar un consejo. Primero para ti, Alberto: entiendo que quieras ser diputado en el lugar donde trabajas, pero algunas veces, sobre todo por una buena causa, hay que cambiar de domicilio. A ti Giorgio: prepárate porque esta vez la cosa va en serio y sí vas a tener que competir (reconoce que la vez pasada te la entregaron en bandeja). Y para ambos: no entren en las mismas peleas de los partidos tradicionales, porque van a dejar a muchos niños llorando.