Pero las portadas de esta semana fueron para el hombre del poder tras las sombras; ese al que no se le mueve ni una ceja frente a cualquier catástrofe nacional. Al final del día, parece que tanto poder no tenía o, quizás, al igual que un súper heroe, éste se desvaneció por acercarse tanto a la criptonita. Este caballero de barba y voz de ultratumba se va de vacaciones. ¿Hasta cuándo? Nadie sabe. Sí, me refiero a nuestro subsecretario del Interior (o ex), Mahmud Aleuy, de quien siempre pensé que iba a ser el último en apagar la luz de La Moneda en marzo próximo.
Publicado el 05.10.2017
Comparte:

 

 

mecha corta ok

@politicaycocina

Ensalada Rusa

(Para 4 ex ministros)

12 papas medianas

4 zanahorias

600 gramos de arvejas

3 huevos duros

3 cucharadas de mayonesa casera

Sal gruesa y pimienta

(Ingrediente secreto: merquén de la zona de La Araucanía)

 

Más de una vez en estos últimos días me he preguntado para qué tanto debate presidencial. El del jueves pasado en la sala del Congreso Nacional sólo sirvió para deslucir a los candidatos, quienes, con poco público, menos televidentes y un inentendible formato, presentaron pocazas propuestas. Sobraron, eso sí, las frases hechas y las caras lindas para la televisión. Y para qué hablar del debate en la Universidad de Chile donde, con participación del público incluida y una mediática moderación de Karen Doggenweiler, el candidato independiente se lució con un comentario a la altura de un concejo municipal y no de aspirante a La Moneda. Es que a estas alturas nadie puede respaldarse por el lugar de residencia u origen para ganar puntos. Si vives en Peñalolén (lo que destacó con orgullo) o en Vitacura da exactamente lo mismo, Alejandro.

Parece que el candidato Guillier no aprende. Prueba de ello es que ahora quiere reivindicar la siesta. Sin tapujos declaró a un medio vespertino: “Es una práctica provinciana que la campaña electoral ha destrozado” ¡Tal cual! Senador, entienda que para ganar hay que estar bien despierto y alerta, esos veinte minutos de siesta le dan mucha ventaja a sus contrincantes. Le recomiendo que se la salte y que, en su lugar, se tome un café bien cargado.

Probablemente el próximo Presidente de la República va a tener que hacer una vaca antes de hacerse cargo de la Nación. Y es que la Presidenta está sacando hasta la última chaucha de la alcancía. ¡Qué feo! Y usted, ministro Eyzaguirre, ¿qué pasó con su discurso de “crecimiento, crecimiento y crecimiento”? Parece que se cargó para el lado del “gasto, gasto, gasto”. Déjese de slogans como el de “la reactivación llegó con la primavera”, ya que junto con ella también aparecen las alergias.

Pero las portadas de esta semana fueron para el hombre del poder tras las sombras; ese al que no se le mueve ni una ceja frente a cualquier catástrofe nacional. Al final del día, parece que tanto poder no tenía o, quizás, al igual que un súper heroe, éste se desvaneció por acercarse tanto a la criptonita. Este caballero de barba y voz de ultratumba se va de vacaciones. ¿Hasta cuándo? Nadie sabe.

Sí, me refiero a nuestro subsecretario del Interior (o ex), Mahmud Aleuy, de quien siempre pensé que iba a ser el último en apagar la luz de La Moneda en marzo próximo. Creo que me equivoqué. Nuevamente la Presidente Bachelet valoró más su “Campaña del Legado” que la lealtad de sus colaboradores y se cargó hacia el lado del ministro de Desarrollo Social, el comunista Marcos Barraza. ¿El resultado? Una vez más el mantel voló por los aires y quedó la escoba. El más contento: el ministro Mena, quien por fin tiene a alguien con quien jugar a los monitos y pegar laminitas en el álbum. ¡Si hasta parecen hermanos con Barraza!

En las redes sociales me encontré con un “tuit” de un destacado analista político, que en pocos caracteres decía: “¿Feriado legal? Es una versión soviética para disfrazar una renuncia. Mejor asumir los costos ahora y no tomarle el pelo al país”. Esta frase me inspiró para dedicarle una Ensalada Rusa a Mahmud, eso sí, con un toque especial: merquén de La Araucanía.

Ya, subsecretario (o ex subse), antes de que comience su descanso legal, abra su libreta roja y llame a todo el resto que también está de vacaciones para que pasen a la cocina a ayudarlo con la preparación. Que el primer grupo, integrado por Rodrigo Peñailillo, el socialista Álvaro Elizalde y el poco célebre economista Alberto Arenas, se hagan cargo de pelar las papas. Ahora es el turno del equipo conformado por la democratacristiana Ximena Rincón, la regalona Javiera Blanco y el ex niño vocero Marcelo Díaz. Que ellos calienten el agua y pongan las papas a hervir hasta que estén bien cocidas. Luego que las corten en cubitos.

Las zanahorias entrégueselas a Jorge Burgos y Máximo Pacheco para que entre los dos las pelen, las pongan a cocer y las corten en brunoise. Ponga al ex ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, y al rey del Transantiago, Andrés Gómez-Lobo, a cargo de las arvejas. Que las hiervan en abundante agua y las retiren cuando estén tiernas. El próximo grupo, que comenzó sus vacaciones hace poquito y por tanto están bien fresquitos, integrado por el ex ministro Rodrigo Valdés, su segundo a bordo, el decé Alejandro Micco y el príncipe valiente Luis Céspedes, ex de Economía, deberá hacer la mayonesa casera, pero que sean cuidadosos para que no se les corte. Finalmente, que el llanero solitario, que dicho sea de paso duró re-poco en La Moneda, el PPD y ex secretario general de la Presidencia, Jorge Insunza, se haga cargo de los huevos duros.

Mahmud, comience a mezclar los ingredientes, las papas y zanahorias, las arvejas, agréguele tres cucharadas de mayonesa y le pone la sal y pimienta a gusto revolviendo bien. Corone la preparación con los huevos duros cortados en rodajas. Ahora, siéntese a la mesa con su señora y amigos y acompañe la Ensalada Rusa con una buena copa de vino. Para hacerle honor a la “Operación Huracán”, agréguele el ingrediente secreto: merquén de La Araucanía… Y que disfrute de sus merecidas vacaciones.