Tremendo fin de semana largo que tuvimos, incluida nuestra Presidenta, quien lo celebró al mando de la nación por última vez: última fonda, último Te Deum y última Parada Militar. Entre tanta actividad y celebración, empanadas, anticuchos, pipeño y chicha en cacho, lo mejor que le puede pasar es servirse un reponedor Caldo Valdiviano, esa tradicional sopa caliente y picante perfecta para dejar atrás tantos días de fiesta. Presidenta, la invito a la cocina a preparar este preciado plato y luego, si me lo permite, me gustaría darle unos últimos consejos.
Publicado el 21.09.2017
Comparte:

 

 

mecha corta ok

@politicaycocina

Tradicional Caldo Valdiviano

(Para 8 trasnochados)

150 gramos de carne charqui

2 cebollas cortadas en pluma

2 tazas de zapallo amarillo cortado en cubos

2 litros de caldo de vacuno

1 cucharada de manteca

2 cucharaditas de ají de color

1 cuchara de orégano

1 cucharadita de comino

1 cucharadita de salsa Tabasco

1 pan

½ taza de leche

Sal y aceite

Perejil fresco.

 

Estamos a un mes de que los candidatos presidenciales comiencen a hacer uso de sus dos minutos y treinta segundos de la franja televisiva y puedan lucir así su mejor facha y ángulo ante las cámaras con miras a las elecciones de la primera vuelta.

Detengámonos un ratito y revisemos lo que dicen las malas lenguas sobre lo que podrían contener estas producciones audiovisuales.

Partamos por el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, quien con un encachado traje de huaso pretende “sintonizar con la familia chilena y potenciar el concepto de unidad”; todo con una bandera que acentúa los “tiempos mejores” que se vienen. Sebastián, afírmate bien del caballo, porque hay varios que te quieren echar abajo a toda costa. Y sé obediente: sigue los consejos de tu amigo Mauricio Macri.

Al candidato independiente, Alejandro Guillier, al fin le cantó Gardel y al son de un tango un banco le prestó plata. ¡Te salvaste senador! Ahora vas a poder financiar tu campaña. Eso sí, déjame decirte que no entiendo bien eso de “proteger a las familias”, que con tanto orgullo presentas como uno de tus eslóganes… En fin, lo único que te puedo decir, es que para proteger a tus electores y cumplir el resto de tus propuestas deberás trabajar 24/7. ¿Estás consciente de que se van a acabar las siestas?

Me contaron que en su franja Beatriz Sánchez se la juega por el suspenso y la acción y sale gritando de voz en cuello: “¡pierde el miedo a los cambios!”. No grites mucho, Bea, porque los “niños” del Frente Amplio se pueden asustar y se verán obligados a dormir con la luz prendida.

Poquito le duró el “patria resiliente” a Carolina Goic, lema que tuvo que enterrar, aunque al menos se salvó la abejita. Supe por ahí que el guión de su campaña televisiva está bien cargado a lo “ético”. Por algo será ¿no? Carola, veo que estás aprovechando de lucir tu linda cara y sigue sacándole partido a tus ojitos de color al dar a conocer tu propuesta. Es necesario repuntar en las encuestas (que bien tacañas han sido contigo), y poder entrar en los hogares de los chilenos por unos minutos es una gran oportunidad para lograrlo.

ME-O no da un paso sin su camarógrafo personal, quien capta minuto a minuto todo lo que hace y dice. Con todo ese material acumulado hasta hoy, más que una campaña, podría hacer una serie de Netflix. De seguro ya iría en la cuarta temporada. ¡Vamos que se puede!

Por su parte, el rubio rey de lo correcto y la moral y amigo cercano de los pastores, José Antonio Kast, saldrá a la cancha con “volver a crecer con foco valórico” ¡Gran y extenso tema! Tienes poquito tiempo, diputado, así que vas a tener que ser claro, preciso y conciso para que a los televidentes les quede claro.

Eduardo Artes dice que gastará solo $500.000 en su campaña televisiva. Harto poco. Con ese presupuesto no le va a alcanzar ni para el micrófono. Quizás tus amigos de Corea del Norte y Venezuela te presten plata para financiarla y poder ocupar como corresponde los dos minutos que tienes. Queremos al menos conocer tu cara…

Por útimo, el amante de las motos de nieve, el senador Alejandro Navarro, dejó claro que su asesor es venezolano, ya que el tema de la Asamblea Constituyente florece cuando habla de “la fuerza de la gente”. Senador Navarro, no gaste mucha plata, porque nadie se la va a devolver.

Pero no podía terminar sin antes mencionar el tremendo fin de semana largo que tuvimos, incluida nuestra Presidenta, quien lo celebró al mando de la nación por última vez: última fonda, último Te Deum y última Parada Militar. Entre tanta actividad y celebración, empanadas, anticuchos, pipeño y chicha en cacho, lo mejor que le puede pasar es servirse un reponedor Caldo Valdiviano, esa tradicional sopa caliente y picante perfecta para dejar atrás tantos días de fiesta.

Presidenta, la invito a la cocina a preparar este preciado plato y luego, si me lo permite, me gustaría darle unos últimos consejos.

Primero, poner en una olla grande a fuego fuerte la manteca, el aceite y el ají de color. Revolver bien hasta disolver y luego agregar la cebolla pluma y dejarla cocinar por 5 minutos. Añadir después el charqui, el orégano, el comino y la salsa de Tabasco. Dejar otros 5 minutos en el calor.  Aproveche de tomarse un último vasito de chicha para despedir las fiestas. Mientas tanto, aparte, disuelva el pan picado con la leche hasta dejarlo como una pasta. A la olla agréguele el caldo de vacuno y el zapallo y hágalo hervir. Déjelo a fuego lento por diez minutos. Añada ahora la pasta de pan, el perejil picado y el limón y cocínelo al horno previamente calentado a 200 grados por 5 minutos. Sírvalo en potes individuales y súmele un huevo a cada uno.

Ponga la mesa e invite al comité político para que junto a este delicioso Valdiviano discutan sus últimos meses en La Moneda. Debo confesarle que me sorprendió mucho que anunciara su futuro  rol en la ONU. Aún le quedan días de gobierno y es mala educación apagar la luz cuando no ha terminado una comida en su casa. Da la sensación de que su cabeza ya está en otro lado. Incluso más,  me pareció curioso que llevara su “legado” a la Asamblea General de la ONU e instalara a Chile como el “líder del desarrollo sustentable” ¿De qué desarrollo me está hablando? ¡Y más encima llevar de la mano al niño mal criado! ¿Cuál es la idea de que la acompañe el ministro de Medio Ambiente? A lo mejor lo lleva para que también le den un escritorio por ahí…

Ojalá que el Valdiviano les quite la resaca para que en estos últimos meses de gobierno se tomen mejores decisiones o, por último, que no se tomen… Feliz 18.