La Carolina es mi musa inspiradora esta semana. Es que cuando abrí Twitter y vi ese rostro angelical acompañado por el apellido Goic en tonos rosado, verde, celeste y naranjo, coronado por una inocente abejita y el slogan “Patria Resiliente”, sólo pude pensar en un dulce Pan de Miel Casero.
Publicado el 17.08.2017
Comparte:

 

 

mecha corta ok

@politicaycocina

Pan de Miel Casero

(Para toda la colmena)

1 huevo de campo

Ralladura de ½ limón

50 gramos de azúcar

360 gramos de harina

¼ cucharada de sal

4 cucharaditas de polvo de hornear

1/2 taza de leche tibia

½ taza de miel

Y resultó el arbitraje de “Tatanman”. Es que gracias a la intervención del candidato Piñera, Chile Vamos llegó a un acuerdo parlamentario para tener una lista única en los siete distritos donde no había consenso. Con una gran sonrisa el mediador afirmó: “A diferencia de otras fuerzas políticas, aquí hay unidad”. Sí, pero esa linda sonrisa no brilló por igual en todas las caras de los presidentes de partido, en especial en la de Francisco Undurraga de Evópoli y, sobre todo, en la de la Jaqueline van Rysselberghe de la UDI. Mujer, parecías una niñita a la que le habían quitado un dulce, no te pongas tan triste, más bien, apuesta a que todos saldrán ganadores. El tema no son sólo tus golosinas.

En el otro extremo, en el Frente Amplio, mal concluyó la pelea que anunciamos en la columna de la semana pasada. Terminaron bajando al “hermano Mayol” (como lo apodó Joe Black en su columna del domingo) por mandar mensajes subidos de tono por WhatsApp a la Natalia Castillo, amiga personal de Giorgio Jackson y candidata a diputada por Revolución Democrática en el distrito 10. La cosa se desató y a la riña incluso se sumó la mujer de Mayol quien, siguiendo la tradición de las últimas semanas, salió en defensa de su pareja por Facebook, tratando a Jackson de “especie de bicho que repta”. Bien fuerte. La Beatriz Sánchez no se quedó atrás, también entró al ruedo y abogó por las mujeres. Lastimada, tildó la actitud del ex precandidato presidencial como una violencia de género y respaldó la decisión de bajar al sociólogo de larga cabellera. La Bea mostró toda su ira declarando: “Yo estoy llevando adelante un gobierno feminista y en ese sentido quiero que obremos”. Un consejo niños, no sigan dando malos ejemplos, que los pucheros van a sobrar entre sus militantes, como el del propio Gabriel Boric, quien entre lágrimas dijo: “Ha sido una solución complicada y triste”. Van a tener que repartir chupetes con azúcar.

Mientras, el candidato independiente Alejandro Guillier nos sigue sorprendiendo. Presionado por los presidentes de los partidos de la ex Nueva Mayoría, tuvo que “profesionalizar” la estructura de su comando y, de pasadita, mandar para la casa a la Karol Cariola (PC), Daniel Melo (PS), Loreto Carvajal (PPD) y a la Marcela Hernando (PR). Ufff, duraron menos que “un peo en un canasto”, como se decía en mi pueblo. Y como arte de magia sacó del sombrero al radical Osvaldo Correa, a quien presentó como el honorable jefe máximo de su campaña. Las reacciones no tardaron en llegar. El primero fue el diputado socialista, Fidel Espinoza, que calificó de “patéticos” los ajustes al comando; Jaime Quintana, del PPD, aseguró que “se echa de menos gente con más experiencia en campañas”. Ante esto, el candidato reaccionó con un discurso de lo más conciliador: “Yo voy a apostar a la gente joven y la gente que no tiene experiencia en el cuerpo pero que tiene las manos limpias”. Senador, estoy un poco lento esta semana y me cuesta entenderle y, no sé por qué, me tinca que le va a pasar lo mismo a los socios de su conglomerado.

Pero la Carolina es mi musa inspiradora esta semana. Es que cuando abrí Twitter y vi ese rostro angelical acompañado por el apellido Goic en tonos rosado, verde, celeste y naranjo, coronado por una inocente abejita y el slogan “Patria Resiliente”, sólo pude pensar en un dulce Pan de Miel Casero. ¡Harto rebuscado el mensaje Carolita! Creo que la “inmensa mayoría de los chilenos” (como dice el candidato de la otra vereda), no va a comprender absolutamente nada.

Pucha que van a tener que trabajar todas las abejas para que la Reina llegue a segunda vuelta. Carolina, junte a toda su colmena, llévela a la cocina y defina bien los quehaceres de cada uno. Recuerde que, por un lado están los “zánganos”, esos que sólo tienen como objetivo atender a la Reina, machos que sobrevivieron a las garras del abogado Zapata, el mismo que le sacó la lanceta al diputado Rincón (de este mismo equipo es el senador Pizarro, vamos a ver qué será de él ahora). También están las “obreras”, hembras incompletas que se llevan todo el trabajo duro, porque son criadoras, deben alimentar a las larvas, hacer la colmena y, como si fuera poco, abastecer de polen.

Ya, Reina, comience a dar las instrucciones. Que las obreras fieles batan la mantequilla y el azúcar hasta formar una mezcla cremosa. Luego, que añadan la ralladura de limón, el huevo y que sigan batiendo. Mientras tanto, que uno de los zánganos revuelva la harina, la sal y los polvos de hornear. Cuando esté listo, que entren nuevamente las obreras a la pista y agreguen esto a la mezcla junto con la miel y la leche. Que también enmantequillen un molde y lo pongan al horno a 180 grados por 50 minutos.

Abeja Reina, con el pan de miel listo, invite a sus colaboradores a compartirlo y mientras lo disfrutan, reflexionen sobre qué es lo que quieren transmitir con esta campaña. Carolina,  piensa en todos los chilenos, no sólo en un grupo. El mensaje debe ser claro y simple… y el resultado exitoso.