Mi mayor respeto para el joven de cabellera rubia, el candidato estrella de las primarias, Felipe Kast, quien acompañado de su señora y amigos cercanos decidió, valientemente, ir como candidato a senador por la Araucanía. ¡Bravo!
Publicado el 27.07.2017
Comparte:

 

 

mecha corta ok

@politicaycocina

Charquicán

(4 a 6 personas)

500 gramos de carne de charqui picada fina

8 papas cortadas en mitades

2 tazas de choclo en grano

½ taza de arvejas

1 cebolla picada fina

2 zanahorias cortadas en cubos

Caldo de vacuno

Salsa de ají

Paprika o ají de color

Comino y orégano

Sal de Cahuil y merquén

6 huevos de campo

¡Al fin Enel nos dio la luz! y parece que la luz también iluminó la candidatura del senador independiente Alejandro Guillier. Nos enteramos a través de la “chica comunista”, Karol Cariola, que ya tienen las firmas suficientes, incluyendo la de la “abuelita de Chile”, la señora Ángela Jeria, quien le hizo una sentida declaración de amor al candidato: “Siento que él pertenece a mi mundo y yo al de él”. Bien picá de la araña la señora. En dicha conferencia de prensa, la Karol informó además que pretenden acudir el 4 de agosto al Tricel. El gran ausente fue el protagonista de esta historia, porque no le vino bien tanta nieve, frío y lluvia y terminó en cama a punta de limonada caliente con miel. Senador, están anunciadas abundantes lluvias y harto frío de aquí al domingo 19 de noviembre, así que tome harta vitamina C  y tápese bien las patitas.

Bien agitada se le viene la semana a la Carolina Goic, la que culminará con la Junta Nacional de la DC, con ella a la cabeza. Ahí tendrá que darle un parelé al diputado Rincón para que entienda que hay que ser consecuente y que debe responder por sus pecados. No te olvides Carolina que todos te oímos decir que ”no podemos hacer un compromiso público de probidad, pedir perdón al país y al día siguiente relajar las normas”. Pero eso no es todo, también tendrás que explicar por qué los niños del Partido Radical te cerraron la puerta en la cara ante un posible acuerdo parlamentario. No cedas y repite en tu cabeza como un mantra lo que declaraste en la prensa: “Esta es una candidatura para valientes y no para cobardes”.

Me contaron por ahí Carola, que le estás haciendo la corte a Andrés Velasco de Ciudadanos por un lado, y a Marco Enríquez-Ominami del PRO por el otro…. ¡Vamos que se puede! Pero ojo que entre ellos no hay mucha química. Por último, pero no menos importante, debes decidir si sigues o no en la presidencia del partido. Esta decisión es sólo tuya, pero antes, preocúpate de cerrar tu Junta Nacional. Después veremos.

Quien se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen. Así no más. El hijo pródigo de RN, Manuel José Ossandón, retornó a su antigua militancia con la intención –según él– de apoyar a parlamentarios y a los core. Pero tengo serias dudas sobre sus intenciones, sobre todo después de verlo en las pantallas y frente a todos los periodistas responder: “Escúchenlo” ante el llamado de un gritón que le pedía que no se entregara a Piñera. Qué feo…  Es evidente, al menos, que no tienes ninguna intención de apoyar al candidato de tu coalición.

Senador, ¿qué estás tramando? ¿Quieres ocupar esta plataforma para formar algo propio? Una vez más das cuenta de tu enclenque lealtad y nuevamete se me viene a la cabeza la “ensalada de penca” que te dediqué hace un par de semanas (leer aquí).

Mi mayor respeto  para el joven de cabellera rubia, el candidato estrella de las primarias, Felipe Kast, quien acompañado de su señora y amigos cercanos decidió, valientemente, ir como candidato a senador por la Araucanía. ¡Bravo! Qué fácil hubiera sido haberte quedado en tu barrio, ovacionado a gritos por las pelolais que tanto te admiran. Siempre pensé que vería tu rostro en las palomas instaladas en las rotondas de Las Condes, incluso habría ganado una apuesta ese 14 de noviembre.

Pero no. Te fuiste por el camino difícil y junto con un curso de mapudungun por internet, vas a tener que practicar las artes de la trutruca y el cultrún. Pero más difícil aún, vas a tener que negociar con caciques como el lonco Huenchumilla y con expertos en retroexcavadoras, como Jaime Quintana. Bien por eso Felipe.

Quiero dedicarte el tradicional Charquicán. Su nombre viene de la lengua quechua (charqui) y el mapudungun (cancan), que quiere decir “carne asada seca”. Un plato típico de la zona que te tocará recorrer para convencer a caciques y loncos de tus ideas. Pasemos a la cocina, al centro de la ruca, a preparar este plato.

En un sartén, freír la cebolla, agregar el choclo y sazonar con la sal de Cahuil, pimienta, paprika, comino, salsa de ají y orégano. Agregar también el charqui picado fino y freír por unos minutos más. Luego, incorporar las papas, el zapallo, las arvejas y la zanahoria. Felipe, a esta altura tu Makuñ (manta) estará pasada a humo, pero te vas a tener que ir acostumbrando. Cubrir la mezcla con el caldo de vacuno y llevar a ebullición. Luego, reducir el calor y dejar en el fuego hasta que las verduras estén blandas. Finalmete, con una cuchara de madera, moler las verduras en la misma olla y cocinar sin tapa hasta que se evapore todo el líquido.

¡A la mesa! Sirve los platos calientes y ponle un huevo frito a cada uno sobre el charquicán. Dale un toque final con un poco de merquén y convida a tu familia y tus amigos que han sido tu gran apoyo en esta aventura. No te olvides de invitar también a la Machi para que te haga un machitún que asegure una sana campaña. Suerte Felipe.