De sus entrantes destacan las sabrosas y convenientes tapas, como la Criolla, con longaniza, huevo frito, cebolla caramelizada y papas fritas hilo.
Publicado el 05.10.2017
Comparte:

El ambiente es desenfadado, animoso, como para ir en pareja e incluso con niños. Créanlo. A cargo de la propuesta está Juan Pablo Valdivia, con amplia experiencia en comedores consagrados a asar la carne, como Cuerovaca, y su proyecto más personal, el asador Tierra Noble. De sus entrantes destacan las sabrosas y convenientes tapas, como la Criolla, con longaniza, huevo frito, cebolla caramelizada y papas fritas hilo. Además, está la tapa Infiltrados, que ocupa como base una sabrosa prieta. Otro entrante recomendable es un fresco Tártaro ($5.500) que también se puede pedir con queso azul. Utilizan carnes de Angus y Hereford y estas arriban al puesto del comensal al punto de cocción solicitado. Trabajan bien cortes sabrosos y poco utilizados en la parrilla premium, como una blanda Tapabarriga ($9.800). Si acuden en grupo, una buena opción es la Tabla Infiltrados ($18.500), que agrupa un kilo de sus especialidades que hablan de su expertise al llevar a las proteínas al fuego.  Para acompañar, un clásico que recuerda anteriores experiencias de Juan Pablo Valdivia en su etapa en Tierra Noble, que se instaló hace casi una década en una incipiente Nueva Costanera: se trata de la sabrosa Papa Idaho. También hay ensaladas y pescados a la parrilla. Hay opciones para niños y una terraza para fumadores. Por la noche una apertrechada barra -que parece un resabio del anterior Six Bar- despacha buenos cocteles.

Infiltrados. Av. Vitacura 5708 (ver mapa). Tel. 22 219 1343. Abierto de lunes a domingo, almuerzo y cenas y con un horario de atención que, sobre todo los fines de semana, se extiende hasta bien avanzada la noche. Más información en su Facebook: https://www.facebook.com/infiltrados.steakbar/