Encontramos un trabajo cuidadoso, con formas muy estéticas, colorantes belgas y chocolates que tienen como base un mínimo de 75% de cacao.
Publicado el 12.10.2017
Comparte:

Los cocineros Carolina Labaki y Mathieu Michel se animaron a desarrollar su lado más dulce. Un establecimiento de reciente apertura y con un tono bicéfalo y azucarado, a medio camino entre chocolatería y heladería artesanal. Ocupan para sus creaciones chocolates de origen, en este caso de Ecuador, para sus llamativos bombones con una corteza muy fina y delicada y con rellenos imaginativos y muy bien facturados, como el de Pistacho siciliano, de Té verde y sésamo negro, Maracuyá, entre otros ($4.000 las cajas de cinco unidades). Un capítulo aparte merece uno de los más osados bombones  de su propuesta, el de caramelo salado, cuyo aspecto parece una piedra, un lapislázuli comestible, de otra galaxia este pequeño cosmos que se funde en la boca. Encontramos un trabajo cuidadoso, con formas muy estéticas, colorantes belgas y chocolates que tienen como base un mínimo de 75% de cacao. Además, disponen de barras como las que aparecen en la foto, con flores y pieles de cítricos que recuerdan esa tradicional alianza entre naranja y chocolate amargo.

En su faceta de heladería, Mathieu Michel ya arrastra vasta experiencia en emprendimientos como el Café del Ópera y el Toldo Azul. Acá, explica, hay un proceso único entre los fabricantes de helados de la ciudad. Se trata de una maduración de la crema para lograr una textura única. Prueben, entonces, sabores como el sorbete de chocolate (al agua) y otros como Turrrón, Castaña, Pistacho, Churro y Chocolate blanco, además de opciones sin azúcar (desde $2.500 el cono simple).  Abierto de lunes a sábado de 11:00 a 19:00 horas.

Gelato Xocolat. Montana 7387, Vitacura (ver mapa). Tel. 22 839 1529 y 22 671 4260. Más información en www.gelatoxocolat.com.