Compilamos novedades y botellas imprescindibles para ampliar la paleta de sabores del bar en casa. Cada una es una propuesta atractiva, distinta, lejos de las promociones de supermercados y los saldos de vinos.
Publicado el 14.06.2018
Comparte:

La barra para el padre. Acá hay sólo destilados que se desmarcan de lo habitual. Además les entregamos el consorte ideal para el whisky, el agua homónima proveniente de Speyside, donde nace uno de los single malts más respetados de todo el orbe. Aguas de vida y agua importada. Para disfrutar e hidratarse. Felicidades.

Una ginebra para papá mono. Doble destilado y guarda en vasijas de barro. Hasta aquí ya nos conformamos, pero si agregamos 47 botánicos distintos esto ya se torna superlativo. Un gin alemán, proveniente de manos inglesas y tiene ese aspecto de un victoriano tónico curalotodo. En nariz, después del ataque característico del enebro, es sutil y con recuerdos herbales y ligeramente cítricos. En la boca se desatan otras notas como de pimientas y flores blancas, sauco, frutos rojos frutales rojos muy interesantes. Con un final especiado y que deja revoloteando una nota picante en el paladar. Disponible en tiendas especializadas y bares como Piso Uno. Monkey 47, distribuye Pernod Ricard.

Alcachofa todo el año. Ya de manera oficial es el arribo de Cynar a la góndola de supermercados y tiendas especializadas. Alcachofa y otras 13 hierbas combinadas en una receta secreta que se remonta a 1952. Este licor italiano, hijo del grupo Campari, que también se produce en Argentina, debe su nombrea la voz latina del nombre científico de la flor comestible (Cynara scolymus). Con un alcohol que promedia 16,5°, es una bebida de color café verdoso, moderado amargor y notas licorosas y almibaradas. Su puede beber con hielos, con soda y jugos de cítricos, especialmente pomelo. Disponible en supermercados y tiendas especializadas.

Dos destilados franceses. Francois Lurton acaba de introducir en el mercado local a sus dos joyitas espirituosas: Se trata del gin Sorgin. El gin de 43°, producido por la familia de viñerones de Burdeos, se produce destilando un vino Sauvignon Blanc y por lo mismo su nariz es fresca y ligera, con notas herbales donde emerge el enebro pero también otras notas aciduladas. En la boca es sedoso y largo. En coctelería de lujo. El vodka Pyla, que se filtra en arena de dunas. En el mismo terroir, mediante un proceso de filtrado desarrollado por la empresa, el destilado obtiene una suavidad fuera de serie y a la vez permite sentir notas de regaliz, de pino y sutiles toques de pimienta. Disponibles en tiendas especializadas.

Vodka de papa chilota. Este vodka es el primero hecho en Chile producido con papas chilotas que trasladan a otra naturaleza su fuerza, aromas, colores, sabores y tamaños. Triple destilado, igual posee un característico carácter con un alcohol que se revela brioso y mucho menos liso que el grueso de los vodkas de triple destilación producidos a partir de granos. Vale su peso en boca. El destilado nace en Quellón y para fabricarlo usan papas endémicas. Sirena de Chiloé es el nombre de esta joya espirituosa y se encuentra en principales restaurantes, bares y en Supermercado Diez y y en la tienda Direct Wines.

Agua con apellido de single malt. Se trata de un agua procedente de Speyside en Escocia, zona donde cunden las pagodas de las destilerías de su emblema, el whisky. Esta etiqueta rescata las virtudes de pureza y ligera mineralidad del agua. Ideal para abrir whiskies, acompañar catas yo simplemente hidratarse. Es blanda, ligera y los paladares más perceptivos destacarán su neutralidad que permite apreciar bebidas y comidas sin interrupciones y completa limpidez y claridad. Disponible en los mejores restaurantes, bares y tiendas especializadas del país en sus dos formatos de 330cc y 750cc a $1.190 y $1.990 respectivamente y en sus dos versiones: Perfectly Still y Lightly Sparkling. Distribuye Aquavitae.