Sobre una base de arroz (en este caso​, puede ser también quinoa) se van proponiendo distintos cortes de pescado crudo (poke) con una tentadora variedad de toppings​, vegetales y salsas.
Publicado el 25.01.2018
Comparte:

La propuesta de Poké Bar toma una forma similar a la sana frescura de los llamados Buddha Bowls, con una apuesta un poco más especiada y con base de pescados frescos y crudos. La oferta se ancla en una cocina asociada a la cultura hawaiana que ya se popularizó también en Los Ángeles y San Francisco​.

El emprendimiento en la capital es sencillo e informal. Perfecto para llevar o para un bocadillo al paso o ​un almuerzo ligero en días más calurosos. En las horas punta, hay filas que se perciben más de lo recomendable y las existencias no siempre dan abasto en días más concurridos. Por lo mismo, mejor llegar temprano.

Sobre una base de arroz (en este caso​, puede ser también quinoa) se van proponiendo distintos cortes de pescado crudo (poke) con una tentadora variedad de toppings​, vegetales y salsas. Un puñado de lo que ellos llaman Signature Bowls ​lo constituye un bowl de atún, cebolla dulce, cebollín, mayonesa picante y toques de soya y sésamo. Otro, con salmón ahumado, pepinillos, edamame (porotos japoneses) choclo y aderezo de la casa. Vale la pena una parada por el bowl llamado Honululú, con salmón, pepino, edamame, algas, masago, mayonesa picante y un toque de soya, uno que postula a favorito. Una vez que ya se ha probado todo, se pueden armar los bowls “a piacere”. También hay opciones para el postre. Precio de referencia por persona: $15.000. Atienden de lunes a viernes de 11:30 a 19:00 horas.

Poké Bar. Av. El Bosque Norte 0226, Las Condes, Santiago (ver mapa). Más información en www.pokebar.cl.