La artista recorre diferentes hitos a través de personajes arquetípicos y símbolos que marcaron su existencia. Cada temática planteada en la muestra recoge experiencias de un pasado marcado por la instrucción, el ejercicio del poder adulto, el castigo, la sumisión y la insubordinación.
Publicado el 09.11.2017
Comparte:

Durante toda su trayectoria artística, Fernanda Gutiérrez ha trabajado en torno a fenómenos de la sociedad chilena, nutriéndose especialmente de sus propios códigos y referentes provenientes del grupo sociocultural conservador y tradicionalista bajo el cual se crió. Desde esa perspectiva, cuestiona sus mecanismos coercitivos y su influencia en la formación de individuos sumidos en el prejuicio y el dogma. Principalmente a través de estereotipos que encarnan el poder o bien lo padecen, o símbolos que lo perpetúan, la artista reflexiona sobre este sistema desacralizándolo y reinterpretando códigos sociales acuñados a principios del siglo pasado.

Es así como en “Pasado perfecto” Gutiérrez recorre diferentes hitos a través de personajes arquetípicos y símbolos que marcaron su existencia. Cada temática planteada en la muestra recoge experiencias de un pasado marcado por la instrucción, el ejercicio del poder adulto, el castigo, la sumisión y la insubordinación. Esos rastros hablan de la represión de la espontaneidad y la práctica de la disciplina basada en la culpa y el dolor.

En este contexto, la muestra se compone de la serie fotográfica Las mujeres del mal, donde la artista encarna a diferentes personajes arquetípicos femeninos de rasgos duros y castigadores, que marcan la vida y generan conflicto y ansiedad. En la obra la artista se convierte en las mujeres que la intimidan, castigan y someten. “Ellas simbolizan la represión de lo espontáneo y lo genuino porque ejercen presión a través del deber ser, lo que hace cuestionarme constantemente la veracidad de mi yo y mi existencia”, señala la artista.

Otra pieza expositiva es Tejido para dejar de fumar, una larga maraña concebida para catalizar la ansiedad y lograr superar el hábito del cigarrillo, aparentemente sin éxito.

La exposición se puede visitar entre el 14 y el 25 de noviembre, en el Espacio O (ver mapa).