Aquí les dejamos un directorio de “baravans”, bar-a-vins, winebars, bares de vino, o como ustedes escojan llamarlos. Pasen y disfruten el otoño.
Publicado el 30.03.2017
Comparte:

Bocanáriz. El repertorio vitivinícola nacional visto con un afán panóptico.  Son muy precisos a la hora de categorizar distintas cepas nacionales con términos como “expresión frutal”, “complejos”, “de autor”, “biodinámicos” o “íconos”. Puede parecer muy técnica, pero para quienes ya se empoderan en cierto conocimiento acerca del vino, resulta muy vistoso encontrar una variedad tan bien concebida de etiquetas nacionales. Además disponen de botellas Magnum (de 1,5 litros) y una selección de cosechas antiguas. José Victorino Lastarria 276. Santiago Centro (ver mapa). Tel. 22 638 9893.

Vinocracia. Este bar lleva la rúbrica del Master Sommelier Héctor Vergara junto al también sommelier y empresario Hugo Córdova (La Destilería). Una amplísima carta acopia más de un millar de etiquetas divididas en estilos como Dulces, Cítricos y Crujientes; Aromáticos, Florales y Frutales, Frescos, Cremosos y Complejos; Minerales y Especiales. Manejan como mínimo una treintena de opciones diarias de vino por copas. Para comer, la propuesta es menos ampulosa. Tablas y platos de resistencia. Av. Irarrázaval 3470, Ñuñoa (ver mapa). Tel. 22 769 9276.

Vinizio. Es una tienda y winebar que mira al puerto principal desde las alturas. A pasos del paseo 21 de Mayo trabajan con productores locales, regionales y es posible encontrar vitivinicultura más indie y botellas que no figuran en las góndolas de los supermercados. Para comer es bastante informal, pero sus pizzas satisfacen el apetito de paseantes turistas, nacionales y extranjeros. Capitán Muñoz Gamero 8. A pasos del Paseo 21 de Mayo, Valparaíso (ver mapa). Tel. 32 236 9054.

Le Dix Vins funciona como bar y tienda con vinos y quesos franceses. Partieron como importadora de productos franceses, a cargo de los hermanos Marion y Guillaume Liss. Disponen de quesos afamados y en el capítulo de los vinos surgen apelaciones más allá de Borgoña y Burdeos. A saber, Alsacia, Loire, Ródano y aquí uno puede conocer mezclas con pivotes en cepas como el Gamay o el Ploussard. Una barra que invita a degustar una copa (desde $4.000 para vinos estándar y $8.900 para grandes vinos franceses) junto a una tabla de charcutería o quesos. Av. Vitacura 2935, Las Condes (ver mapa). Tel. +56 9 8 229 5096.

Barrica 94  tiene dos niveles y cuenta con una carta extensa de bocadillos, además de cerca de 250 etiquetas que se pasean por los vericuetos cada vez más variopintos de la vitivinicultura nacional. Más de una treintena de opciones de vino por copa con la opción de pedir medias pociones. Atentos al maridaje de sus bocadillos pensados para armonizar. Patio Bellavista, local 94. (ver mapa) Tel. 22 732 2739.

La Misión. Winebar y restaurante con aplaudida gastronomía que agrupa más de 400 etiquetas de vino y despacha más de 40 opciones de vino por copas. De los mismos dueños de Bocanáriz, (Katherine Hidalgo y Jérôme Reynes) reúne botellas de Uruguay, México, Estados Unidos, Perú, Brasil, Argentina y Chile. La cocina está a cargo de Jonathan Michel, quien tiene manos expertas para fabricar su propia charcutería llevada a una tabla y trabaja de maravilla los encurtidos. La Misión. Avda. Nueva Costanera 3969, Vitacura (ver mapa). Tel. 22 208 8908.