Cuatro empoderadas mujeres setenteras, amigas de toda la vida, se enfrentan a sus cuentas pendientes en términos de relaciones de pareja.
Publicado el 28.06.2018
Comparte:

“¿Será lógico que las personas viejas pierdan oportunidades y sólo deban regar plantas, cuidar perros y tejer bufandas para los nietos, mientras esperan la carroza?”, preguntaba la profesora Ilka Soza hace unos días en una comentada carta aparecida en El Mercurio bajo el título “Esperando la carroza”. Nos interpelaba respecto a la vejez prematura que la sociedad nos obliga a vivir.

Un poco en el mismo sentido, se nos presenta el tema ahora en clave comedia hollywoodense. Se trata de la cinta “Cuando Ellas Quieren” (“Book Club”, dirigida por Bill Holderman ), donde cuatro empoderadas mujeres setenteras, amigas de toda la vida, se enfrentan a sus cuentas pendientes en términos de relaciones de pareja.

Este cuarteto, interpretado por las potentes Jane Fonda (Vivian), Diane Keaton (Diane), Candice Bergen (Sharon) y Mary Steenburgen (Carol) tienen un club de lectura y cada mes una de ellas elige el libro que deben leer para comentarlo. Ocurre que Vivian aparece con el famoso y vilipendiado súper ventas “Las 50 Sombras de Gray”… y claro, luego de la sorpresa y cuestionamiento inicial, todas se lo leen a punta de sonrojos. Enseguida vienen la segunda y tercera partes de la saga erótica y, a medida que van conociendo las audacias del señor Gray, comienzan a ver la pobreza de su propia vida amorosa.

Sólo una de ellas, Carol, sigue casada con un marido (Craig T. Nelson) al que la edad ha apanicado y pese a los esfuerzos de su mujer por revivir la pasión, él sólo revive su motocicleta de juventud. Trata de insinuarse de todas las maneras posible y hasta le pone una pastilla de viagra en la cerveza, ¡pero nada!

Diane acaba de perder a su marido tras 40 años de matrimonio; por fin siente que podrá hacer lo que quiera, pero sus dos hijas -prejuiciosas con la vejez y aprensivas de más- la fuerzan a cambiarse de ciudad para vivir con ellas. En el intertanto, conoce a un atractivo piloto de avión (Andy García) que la pone en la encrucijada de si aún puede vivir una historia de amor.

Vivian es millonaria, vive en uno de sus hoteles de lujo y su orgullo es disfrutar de los hombres como goce sexual, sin siquiera pasar una noche con alguno de ellos… pero aparece un amor de juventud (Don Johnson) y su axioma tambalea.

Por último, la más convencional es Sharon, una adusta jueza que dicta sentencias una tras otra, como si fuera suficiente para vivir, pero lo cierto es que no ha superado el divorcio de hace veinte años de un hombre que hoy está de novio con una veinteañera y además compartirá ceremonia de compromiso con su propio hijo… la rodea la inmadurez masculina y, entusiasmada por la lectura, se anima a inscribirse en un sitios de citas por internet.

Todas estos “despertares” femeninos se van entrelazando a medida que van devorando los libros, que lejos de traer sombras, iluminan sus vidas para darles un giro, escapar de lo que la sociedad espera de ellas y envejecer “cuando ellas quieran”. A pesar de los clichés, es muy divertida y con algunas frases notables.

Para enfrentar el paso de los años con humor. 104 minutos. En todos los cines.