En cada sección, sin ausencia de ingenio y dosis de humor, se van ubicando los 255 establecimientos que esta publicación reseña en sus más de 300 páginas.
Publicado el 23.11.2017
Comparte:

Bajo la dirección de la docente y periodista Alejandra Hales (Culinary) y la edición de Pilar Hurtado (La Comensala en revista Mujer), se conformó una verdadero dream team de cronista culinarias compuesto por Loreto Gatica (Finde, la CAV y Jigger), Consuelo Goeppinger (Paula, Sky Airlines y www.vivirparacomer.cl) y Raquel Telias (Placeres, Ed), grupo de chicas supergolosas y gozadoras que además de buen gusto tienen una pluma precisa. Así nació Comino, una guía bilingüe que abarca comedores de capitán a paje. Y aunque no es necesariamente la primera guía bilingüe de restaurantes capitalinos que se ha editado, sí es la más completa, la que ha recorrido más barrios y estilos y la que tiene los datos más actualizados. Datos probados y aprobados por los paladares y la experiencia de las reporteras y el grupo editorial a cargo de esta publicación. Más manos femeninas de este girl power culinario: El diseño es de Bianca Sartori (Guía Dónde, Del blog a la Mesa y 40 grados) y las fotografías de Cristina Ananías y Maritza Caffati.

En cada sección, sin ausencia de ingenio y dosis de humor, se van ubicando los 255 establecimientos que esta publicación reseña en sus más de 300 páginas. Agrupados en capítulos como Corazón de Melón (para citas románticas), En Patota (queda claro ¿no?), Hagamos un Trato (cenas de negocios), Al Abordaje (sabores del mar), Marca Registrada (cocina de autor), Verde que te quiero verde (para vegetarianos, veganos y flexitarianos), entre una lista de 20 categorías donde también figuran con gracia y acierto restaurantes de fuste y renombre en las secciones Aliño completo (sabores locales), Fuentes de SodaYo invito (buena relación precio-calidad), Vuelta al Mundo, bares, cafeterías, comedores vintage  y un apartado de barrios y su variopinta oferta comestible como Franklin, Santiago poniente, además de un necesario glosario de terminología gastronómica relacionada al comer nacional.

Como apuntan ya desde la portada, hay opciones para cada cual y “para cada ocasión existe un lugar”. En cada sección se disponen los comedores con un criterio de diseño, sin jerarquías, así que no busquen ni justificaciones ni rankings en el ordenamiento de las páginas.

Si hay uno mejor que otro, nos importa un Comino, porque los datos son (para usar otro chilenismo) una colección de sandías caladas.

Comino. Varios autores. Editorial Nalca. 352 páginas. Disponible en librerías como Bros y Qué Leo. Precio de referencia: $19.990. Más información en www.comino.cl.