El libro contiene ocho capítulos que reflejan lo que las autoras, Elizabeth M. Harbison y Mary McGowan, entienden comos los distintos moods del amor. En ellos agrupan diferentes almuerzos o cenas (todos con un nombre y un motivo) con recetas que ellas consideran propicias para la ocasión.
Publicado el 09.11.2016
Comparte:

“A taste for love” es el título. “A romantic cookbook for two” es la promesa que vende en la portada, y Elizabeth M. Harbison y Mary McGowan son las responsables de este empeño editorial. En su opinión, que también compartimos nosotros, la comida es uno de los placeres inextricablemente ligados al romance, a lo romántico. Los amantes, a través de los siglos, han seducido a su pareja con una variedad de delicias que van desde pan y vino hasta ostras y caviar, pasando por frutillas y champaña.

El libro contiene ocho capítulos que reflejan lo que las autoras entienden comos los distintos moods del amor. En ellos agrupan diferentes almuerzos o cenas (todos con un nombre y un motivo) con recetas que ellas consideran propicias para la ocasión. El primero de ellos es “Desayuno en la cama”, otro “El picnic perfecto”. Del que tomamos la receta que reproducimos a continuación lleva por título “Junto al fuego”. Los capítulos son precedidos de opiniones de las autores atingentes a la situación y además una poesía (de autor conocido) también relacionada con el tema.

Al final de cada menú se incluyen datos que ayudan en la confección de la receta o que exalta lo romántico del momento. Algunos ejemplos:

-Acompañar la comida con tal o cual álbum musical. Uno de los sugeridos y que vale la pena, es “Sex by the fire de John Tesh, ua melodiosa colección de canciones de amor. Perfecta para sentarse junto al fuego.

-Acompañar el desayuno con una copia, reproducción o fotocopia de un periódico de alguna de sus propias fechas memorables. ¿Qué estaba ocurriendo en el mundo en esos días? El día en que se conocieron, el del matrimonio u otro cualquiera que tenga un significado. Una opción internacional son los archivos de New York Time, Wall Street Journal y Los Ángeles Times, en el teléfono: 1-800-221-3221. Si es suscriptor del diario El Mercurio puede solicitar esa portada.

– En una cena al aire libre hacer público que ha bautizado una estrella con el nombre de la amada. Se puede. El teléfono en ese caso es : 1-800-282-3333. Revise la página aquí. 

– Para los tímidos, mandar a hacer galletas chinas de la fortuna personalizadas y que incluyan dentro de ellas un mensaje particular. Por ejemplo: una proposición de matrimonio. En EE.UU la empresa Lucky Duck Fortune Cookies lo hace.

Sopa de ajos y verduras sobe pan (para ser consumido junto al fuego)

Ingredientes: 1 taza de caldo de pollo (puede ser sustituido por caldo de carne o de verduras), 1 taza de vino tinto, 1 taza de tomates, frescos prensados, pelados, sin semillas, 1 taza de verduras mixtas trozadas (si se quiere ahorrar parte el trabajo, puede usar los congelados que venden en los supermercados. Es menos romántico, mucho menos). Además: media cebolla blanca en trocitos, diez dientes de ajos grandes (a los que no les gusta el ajo, lo pueden reducir o suprimir), 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 palo de apio con las hojas, sal y pimienta negra recién molida a gusto y dos hojas de albahaca.

Primer paso: Es un sartén saltear la cebolla y cinco de los dientes de ajo (picados), en el aceite de oliva por diez minutos. Apartar.

Segundo paso: En una olla pequeña calentar el caldo, el vino y los tomates a fuego medio. Agregar la cebolla y los ajos, luego las verduras mixtas, tapar y cocinar a fuego suave por 30 minutos.

Tercer paso: En la procesadora moler el paso de apio y los dientes de ajo restantes hasta lograr un puré tosco. Apartar.

Cuarto paso: Sazonar la sopa con sal y pimienta, calentar por 5 minutos más y después agregar la mezcla de ajos y apio.

Quinto paso: Servir en tazones sobre rebanadas de pan (preferiblemente del tipo campesino o cuatro estaciones)

Se puede conseguir en Amazon.