La invasión de la cocina en la televisión es una realidad. Pero esta serie documental -una de las joyas de Netflix que hay que ver- lo aleja de otras manifestaciones: imágenes gloriosas acompañadas de una selección musical que acompaña idealmente cada uno de estos platos ganadores de fama internacional.
Publicado el 07.12.2016
Comparte:

Muchos somos más ‘guachacas’: estamos más cerca de un buen sándwich casero, somos más amigos de un asado generoso o de un plato casero que casi necesite una baranda para no caer de tantas bondades que contiene. Pero eso no quita ni nos deja fuera de poder disfrutar del mantel largo, de una cocina que está a pocos pasos de ser arte, que aunque sus porciones sean más pequeñas están llenas de sabor, de análisis, de una mezcla perfecta, de pensamientos que van más allá de algo que simplemente sabe bien. Todo esto de manos talentosas que han tocado el cielo de la elite culinaria.

Eso es “Chef’s Table”: el arte de la cocina presentado en un formato documental simplemente majestuoso. Ya lo vimos en sus temporadas anteriores ahora llega con una versión hecha en Francia. El país galo es la cuna de la cocina y muchos de sus platos son íconos de los libros de cocina. No por nada conocemos el corte cuadrado de las verduras como ‘brunoise’ o en las escuelas de cocina del mundo, hasta hoy, se enseñan recetas como el pato a la naranja o un quiche lorraine.

Pero como todo, la cocina francesa ha evolucionado en el tiempo. Son los cuatro chefs retratados en este documental creado por Netflix y el director David Gelb, quienes nos mostrarán el nada fácil camino para convertirse en honorables titulares de estrellas Michelin y ser considerados dentro del selecto grupo de los mejores chefs del mundo. Cada historia en un episodio de 50 minutos.

Y lo que es imposible dejar pasar en este festival de platos maravillosos, tan pensados y especiales, es la dirección que permite que la carta de cada uno de los restaurantes  – L’Arpège de Alain Passard, Yam’Tcha de  Adeline Grattard, La Marine de Alexandre Couillon y Maison Troisgros de Michel Troisgros- brille, deslumbre y conquiste de forma insospechada. Imágenes exquisitas, con tomas detalladas, con acercamientos estratégicos y una capacidad sorprendente de casi transmitirnos aromas y sensaciones, esas que describen en detalle cada uno de sus creadores.

Pero no sólo la cámara y su dirección son las que nos permiten disfrutar de cada preparación. La música es otro pilar de “Chef’s Table: Francia”. Una perfecta selección de música orquestada que da potencia, intimidad, profundidad y otras tantas emociones a cada platillo.

Hay más, mucho más, que sólo platos, recetas y restaurantes. Son las historias de cada uno de los chefs las que quizás para muchos pasan como acompañamiento de un plato estrella, pero son una línea de fondo que vale la pena no descuidar. Porque tras tanto refinamiento y de platos llenos de elegancia hay personas con mensajes. Ellos, con su carácter único y forjado por distintas situaciones, son los creadores de estos platos incomparables, son quienes perseveraron contra viento y marea para vencer los prejuicios, lo establecido e incluso sus propios límites mentales. Son esas experiencias las que se reflejan en cada plato y que casi podemos sentir.

Finalmente, son sus enseñanzas de vida las que les dan ese sazón profundo a estos episodios. La personalidad terca y marcada por un amor casi obsesivo por la cocina y los ingredientes como Alain Passard, la aventura e innovación de la joven Adeline Grattard, un tosudo que venció todas las posibilidades y logró sacar su vida e incluso su pueblo adelante como Alexandre Couillon y el que tuvo todo en bandeja de plata pero aún así decidió imponerse y salir del molde para vencer la sombra de su padre: Michel Troisgros.

A diferencia de las anteriores “Chef’s Table”, son las historias las que marcan una diferencia y que permiten sentir que algo une a los chefs: más que su talento inconmensurable y más incluso que el arte que se logra gracias a las cámaras, arte y música. Son las vidas de cada uno de estos cuatro creadores los que permiten conectarse aún más con este viaje de emociones. Porque al final de cada capítulo no sólo dan ganas de comer algo maravilloso, también dan ganas de seguir luchando por tus sueños, sin importar cuán grandes sean.

Moyra Chellew, periodista.

Temporadas: “Chef’s Table: Francia”
Capítulos: 4 y 18 si se toman en cuenta los de las dos temporadas de”Chef’s Table”
Creador: David Gelb
Dónde verla: Netflix
Calificación en IMDb: 8,6
Trailer: