Emprendimiento desarrollado por el diseñador gráfico y publicista Luis Meneses, quien en un viaje a Colombia descubrió el sabor de las carnes ahumadas y aquí muestra sus mejores versiones.
Publicado el 05.05.2017
Comparte:

Carne chilena, aliños propios y maderas nativas se combinan para crear los productos ahumados Delafama, emprendimiento desarrollado por el diseñador gráfico y publicista Luis Meneses, quien en un viaje a Colombia descubrió el sabor de las carnes ahumadas al estilo norteamericano y pensó trasladar estos sabores intensos mediante la utilización de insumos locales. Meneses concibe cada tanda o serie de ahumado de carne como “totalmente de autor, algo único e irrepetible, ya que este proceso es como la alquimia, se necesitan de varios factores para realizar el ahumado: humedad, madera, tiempo, ingredientes, tipo de carne, etc.”. La iniciativa pretende rescatar los sabores del ahumado chileno, que también  utilizaban los pueblos originarios además de los procesos de curado y conservación de las carnes.

Trabajan con carnes nacionales de categoría “V”, la cual madura antes de ser ahumada por horas con madera de roble, nogal, cerezo o ulmo. Los productos vienen sellados al vacío y casi listos para la parrilla. El valor del lomo vetado es de $16.000 el kilo, mientras que el valor del costillar de cerdo es de $13.000 el kilo. Posee despacho gratis sobre los 6 kilos en la Región Metropolitana y si el pedido no supera esa cantidad, el despacho tiene un costo de $7.000 dentro del área interior del anillo que conforma Américo Vespucio. También, se hacen despachos a regiones y si el cliente lo requiere, se puede ahumar el corte que se solicite, se entrega sellado al vacío o bien, recién ahumado previo acuerdo de día y hora de entrega. Para mayor información visite la web www.delafama.cl. No se arrepentirá.