Todos los días figura en carta un pescado del día y si buscan insistir con las proteínas, también hay una opción de carne.
Publicado el 21.09.2017
Comparte:

Un respiro, una pausa en medio del ajetreado sector que rodea a la torre del Costanera Center. Acá la oferta se concentra en almuerzos, pero ya pronto (octubre) planean abrir los fines de semana y enfocarse en despachar un servicio de brunch.

La cocina se surte de influjos culinarios de todas las latitudes. Por lo mismo no es raro encontrar unos tacos o un homenaje a las samosas en unas bolitas de lentejas acompañadas de lactonesa aromatizada al curry. El espacio tiene ese juego de piernas y la elasticidad como para operar como un café de especialidad y un comedor (todavía centrado en un horario diurno) que dispone de platos vegetarianos y una cocina fresca y saludable que cabe dentro de la idea fuerza: “Real Food“.

Disponen de jugos prensados en frío. Una tendencia al alza en el universo de las soft drinks locales y una suerte de oleada por beber algo funcional más allá del mero deleite o la necesidad de hidratarse. Anoten estas combinaciones que podrán replicar en casa: Manzana roja, betarraga, limón y jengibre o manzana verde, pepino, espinaca y limón.

Como abren temprano, también disponen del servicio de desayuno. Hay unas tostadas impecables y pan de campo (hay una variedad sin gluten) sobre el cual descansan láminas de palta y un huevo pochado, de esos que si le hacen un video y lo cuelgan en redes sociales, se llenarán de pulgares al cielo y corazones.

Acá rescatan las tradicionales y variopintas combinaciones que admiten los Buddha Bowls, que como reza la tradición zen, son una suerte de salpicón que se iba armando con las donaciones que recibían los monjes para armar sus meriendas. En este caso, las combinaciones no son aleatorias ni de casquería, sino más bien todo lo contrario. Atrévanse con el de salmón a la plancha, palta, apio, repollo morado, cebollín, sésamo y dressing de soya con miso. Otro, llamado Medio Oriente, contempla un salteado de arroz basmati y hongos, huevo de campo cocinado a baja temperatura, garbanzos al masala, pepino fresco, maní y un dressing de yogurt y menta.

Todos los días figura en carta un pescado del día y si buscan insistir con las proteínas, también hay una opción de carne. No desdeñen en todo caso sus Noodles de arroz salteados con vegetales, salsa de maní y encurtidos de ají que se pueden solicitar con pollo (free range) o tofu. Para los días de semana disponen de almuerzos ($8.900) y su carta se modifica con las estaciones. Platos frescos, con vistosos montajes y una propuesta sólida, honesta, apreciable en su simpleza y satisfactoria al paladar.

Boa. Tajamar 287, Las Condes (ver mapa). Tel. 72 253 0177. Más información: www.boasantiago.cl