Son un componente fundamental para darle un toque especial a cada preparación o resaltar y los que han revolucionado desde hace un tiempo el mundo de la coctelería.
Publicado el 22.09.2016
Comparte:

Dicen que el amargo es salud. Así lo saben desde hace milenios boticarios, alquimistas, destiladores y curanderos. Y era cosa de esperar para observar cómo los bitters actuales han revolucionado el mundo de la coctelería. Son un componente fundamental para darle un toque especial a cada preparación. Los barmans que se toman en serio su posición dentro del boom coctelero, siempre tienen alguna botellita especial y muchos preparan sus propios bitters a partir de botánicos, pieles de cítricos y especias, vinos, tés, hierbas, semillas, pétalos de flores. Es una meta-coctelería previa y semi secreta que desarrollan antes de entrar a escena tras la barra.

Pero hay otros caminos para los que desconocen la preparación (en la web hay variedad de recetas y procedimientos como éste que pueden ver al pinchar aquí) o para quienes quieren asegurarse con un producto final muy bien logrado. Así lo demuestran los bitters artesanales de Bitter Truth, empresa creada en 2006 por dos bartenders alemanes (Stephan Berg y Alexander Hauck) motivados por recrear los bitters que habían desaparecido durante la Prohibición. Vienen en formato de 200 cc y hay 11 sabores disponibles en Chile, lo cual expande la capacidad de maniobra de los nuevos mixólogos, profesionales y amateurs.
Precio de referencia $19.990. Para ventas, contacten a www.aquavitae.cl.

En tanto, para la fitoterapeuta Michelle Lacoste los aromas y los sabores tienen propiedades funcionales. Todo partió con la utilización de un  subproducto en el proceso de obtención de aceites naturales a base de vegetales. Ella desarrolló la etiqueta nacional Chimba Club en versiones como Mamita rica con aceite esencial de ciprés y Yegua Echá, con los efectos relajantes de azahar, lavanda y almendra. O el Ríete pa’callao, con romero, menta, limón y mandarina. Uno más osado, el Matar la gallina, con canela, eucalipto y sándalo (desde $7.000), amargos que parecen ser funcionales y complementan aristas de sabor y aroma. Disponibles en bares como Alonso, Kinsa y Polluelo Amarillo. Para comprarlos, contactar a Michelle Lacoste al celular +569 8 904 2020.