Esta serie es muy recomendada para quienes prefieren un humor negro y políticamente incorrecto.
Publicado el 15.04.2016
Comparte:

Archer es el punto cúlmine de la mezcla de humor negro, parodias de películas de espías estilo James Bond, y una escenografía estilo Mad Men. La serie se basa sobre las aventuras de Sterling Archer (a través de la voz de H. Jon Benjamin), un súper espía que trabaja para la agencia ISIS (International Secret Intelligence Services) en Nueva York. Esta agencia de disfuncionales espías es liderada por Mallory Archer (representada por la voz de Jessica Walter), la madre de Sterling, que es una egocéntrica alcohólica y manipuladora jefa, y tiene a su hijo como su principal agente, aunque con bastantes falencias debido a su patente alcoholismo, narcisismo, libertinaje y violencia. Se suman al equipo de trabajo Lana Kane (en voz de Aisha Tyler), agente y quien además es el interés romántico de varios agentes de la agencia; Cyril Figgins, el contador quien está celoso del estilo de vida de Archer; Cheryl Tunt (a través de la voz de Judy Greer), heredera millonaria y secretaria de Malory, que tiene tendencias masoquistas y piromaniacas; Pam Poovey, directora de Recursos Humanos y con intensas características hedonistas, violentas y adicta a las drogas; el doctor Krieger, director del departamento de estudios y potencial clon de Adolf Hitler; y finalmente Ray Gillete, chofer y agente de ISIS.

Con una anacrónica mezcla de tecnología y eventos de los últimos 50 años, ya que negocian con la Unión Soviética y ocupan computadores con tarjetas perforadas pero tienen internet, autos de los 80’ y GPS; el galán Archer -que es lo más parecido a un Don Draper en rol de espía- recorre partes de Rusia y los Alpes, participa en golpes de estado en países centroamericanos, visita Argentina, pelea en el espacio e incluso en el fondo del mar. Estas aventuras usualmente terminan en desastres, mientras compiten con agencias rivales como la CIA y ODIN (la agencia francesa de espionaje).

Dentro de las temporadas usualmente se hacen referencia a otras series clásicas. En la 5° temporada, deben vender toneladas de cocaína y la serie adquiere el subtítulo de “Vice”, parodiando a la clásica Miami Vice de los 80’. A su vez, la 7° temporada pasa a ser Archer Noir, debido a que se convierten en una agencia de detectives en Los Ángeles, siendo una clara parodia a LA Noir.

Lo más interesante de la serie, más allá de su ambientación y su trama a veces incoherente, es el desarrollo de los personajes. Archer parece tenerlo todo, pero muchas veces justifican sus problemas debido a su pasado solitario y la falta de conexión con su padre. En las relaciones amorosas del personaje principal vemos a la agente rusa Katya, la cual termina como cyborg y casada con su mayor enemigo, sus intermitentes relaciones con Lana o su amistad con Pam. Otro personaje interesante es el de la co-heroína y agente Lana Kane, quien entra al negocio después de ser una ambientalista a la cual le queda gustando el poder asesinar, y vemos cómo se desarrolla su proceso como la mejor agente de ISIS y como madre. Para el resto ocurre de todo durante las siete temporadas, desde la transición de Cyril de contador a agente y luego a dictador centroamericano, la ascendente carrera de Cheryl como estrella country, la locura extrema del doctor Krieger, y la infinita indolencia de Mallory Archer con su equipo de trabajo.

Esta serie, donde gran parte de las voces vienen de actores de Arrested Development, y mantiene un poco la línea de humor, es actualmente una de las grandes sensaciones del canal FX. Muy recomendada para quienes prefieren un humor negro y políticamente incorrecto.

 

Álvaro Bellolio, ingenierio civil.

 

Archer

Temporadas: 7
Capítulos: 77
Creadores: Adam Reed
Dónde verla: Netflix
Calificación en IMDb: 8,8
Trailer: