La publicación de Carola Jamett entrega un batallón de recetas como para desempolvar la carga aromática del aliño completo “Negrita”.
Publicado el 14.09.2017
Comparte:

La abogada y cocinera autodidacta, Carola Jamett, ha dado con una colección de voces y recetas que apelan a la creciente hueste de nostálgicos de la cocina de comienzos y sobre todo mediados del siglo pasado. La cocina de nuestros padres y abuelos. Esa de sobremesas eternas, de protocolo de varios tiempos: Aperitivo, ensalada, sopa, entrante, fondo, postres, bajativo. El tiempo de las cuatro comidas diarias.

Una cocina sin cocciones al vacío ni microondas, donde la palabra instantáneo no existía. Cocina con paz y ciencia, laboriosa. Cocina fresca y sobre todo estacional. La autora compendia una colección de voces que nos invitan a rememorar ingredientes, procesos y procedimientos de una cocina que -si bien se niega a morir- está bombardeada por la escasez del tiempo, la “flojera” de los consumidores actuales, el avance inclemente de los supermercados, entre otras “comodidades”. Pelar una gallina no es precisamente el placer más granado de cualquier comensal. Para un niño (de ayer y de hoy) puede ser el comienzo de un trauma difícil de superar con esta emplumada proteína. ¿Cuántos están dispuestos a matar y destripar su propio alimento?

En la cocina de antes había una magia de lo realizado a escala humana. Ese universo sin carrageninas ni preservantes, antes del arrase del glutamato monosódico y el amarillo crepúsculo.

La publicación entrega igualmente un batallón de recetas como para desempolvar la carga aromática del aliño completo “Negrita”.

El acierto de la autora -reputada cocinera y banquetera de la V región- consiste en hilvanar su memoria con relatos que riman con esa mirada de algo (como la infancia) que se perdió. El texto nos invita a someternos a un pacto de ficción en nuestras casas y mediante las recetas volver a olores y sabores  de otro siglo. Sibaritas llorones, nostálgicos e hipersensibles, por favor abstenerse de esta lectura. Las próximas generaciones recordarán con nostalgia los ajíes de gallina que calentaba la nana en el microondas o las preparaciones de la nonna con la Thermomix. Pero eso sucederá el próximo siglo.

Añoranzas Culinarias del Siglo Pasado. Editado por RIL. Disponible en librerías Antártica. Precio de referencia: $15.000.