Una canasta que refleja los emprendimientos comestibles que nos han sorprendido.
Publicado el 28.12.2017
Comparte:

De tanto hurgar en góndolas de supermercados, tiendas gourmet, emporios y almacenes es que nos hemos topado con varios productos durante este año. Escogimos 17 para despedir este año y para configurar una canasta que refleja los emprendimientos comestibles que nos han sorprendido.

Sal de mar al vino tinto Nau. Una variada línea de aliños (donde recordamos su famoso balsámico de higo) y otros productos poco tradicionales, como las quínoas condimentadas, son lo que han hecho reconocida a esta etiqueta nacional. Su más reciente aventura involucra una línea de sales. Precio de referencia para su envase de 500 gramos: $4.500. Para recetas y puntos de venta visiten la web www.nauchile.cl.

Isofrut. La liofilización parece una técnica del sci-fi culinario, de vanguardia en la industria alimenticia, pero algo similar se ha documentado en la cultura incaica con algunas papas que se sometían a grandes oscilaciones térmicas. La empresa SouthAm congela la fruta y luego evaporan su carga hídrica en un túnel de vacío y conservar nutrientes originales. En sus versiones piña-uva, frutilla-plátano y berry mix. Para más detalles de sus productos visiten la web www.isofrut.com.

Los jugos de Fritz & Fritz son preservados sin el empleo de aditivos químicos. Como premisa privilegian el uso de hortalizas frescas, originarias. Producidos a partir de pura fruta se encuentran en combinaciones funcionales y algo inusuales como el de betarraga-naranja (que bien podría reemplazar una copa de vino), zanahoria-naranja y pepino-kiwi. Precio de referencia en tiendas: $2.600. Más información en www.fritzyfritz.cl.

Olivas al natural de Alto Albarracines del valle de Azapa, terruño que tiene una consolidada reputación. Olivas al natural, de elegante amargor e intenso sabor, maduradas en el árbol y cosechadas a mano en formatos de 270 y 650 gramos. Si desean más información pueden revisar su web www.altoalbarracines.com.

Charcutería de oveja de la etiqueta Yámana, que elabora jamón crudo madurado de forma 100% artesanal. Esta carne producida en la Patagonia es magra y tiene bajo tenor de grasas saturadas gracias al clima frío, la vegetación y el sistema de libre pastoreo. Jamones intensos, novedosos, sanos y que engalanan cualquier tabla. Para venta directa contactar a Samanta Zeppelin al correo [email protected].

El “chucrut” de La Fermentista, superalimento ancestral, sin aditivos ni preservantes, es fuente natural de probióticos, antioxidantes, mejora la absorción de nutrientes y desintoxica el cuerpo. Complementa muy bien sándwiches, ensaladas, aperitivos y guisos. Si le quieren agregar una salchicha, no hay problema. Para recetas, información adicional, puntos de venta y aprender más de estos alimentos probióticos, visiten la web www.lafermentista.cl.

Mantequilla de Coco Artisana, ideal para usar en la cocina o como sustituto untable de la mantequilla tradicional. Hemos dado con la que mejor se comporta en rangos de sabor, que se aplica bien con distintas temperaturas y no se granula con el tiempo. La pasta tiene un sabor pleno, sutil y cremoso que se acopla bien con preparaciones dulces y saladas. Se aviene bien con carnes blancas (pollo-pescado). Precio de referencia: $ 9.900.

Bocanboca, chips de pita artesanales, horneados con aceite de oliva extra virgen y sal de mar de Cahuil. En sus redes sociales hay múltiples ideas de cómo combinarlas en versiones dulces y saladas. Perfectas para compartir con amigos en alguna velada. Los niños también las aman. Para más información visiten su página en Facebook.

Paté Piment d’ Espelette Delpeyrat. El trabajo de los franceses con el cerdo es encomiable y centenario. Construido sólo con ingredientes naturales, sin preservantes,  y el toque –en este caso sutil- de la piment d’ espelette, un picante francés, del sur, primo del peperoncino, pariente de las guindillas. Ideal para combinarlo con una copa de Cabernet Sauvignon. Importa y distribuye Globe Italia. Precio de referencia en tiendas: $3.800.

Chocolatería emocional de Chocolatier. Este emprendimiento utiliza flores de Bach (de Edward) en una mezcla llamada Andessence que combina flores de la Cordillera de Los Andes y tuvo el acierto de unirlo a otro producto con alto poder de darnos bienestar: el chocolate. Cada bombón es un postre en sí, el final perfecto para cualquier velada junto a un café o un destilado.  Precio de referencia para su envase de 40 gramos: $5.000. Más información y otras variedades para un delicioso chocolate funcional en www.chocoltier.cl.

Hummus picante para el aperitivo. Es bastante homogéneo a pesar de su aspecto algo industrial y desalmado. Al paladar se revela suave y sabroso. Una alternativa sencilla y rápida para acompañar una copa o engalanar crackers. Disponen de versiones Tahini, con Tomate y otra con aceitunas. Disponible en tiendas naturales y supermercados Jumbo.

Puripop revela el lado más gourmet del popcorn en versiones salado y dulce, liviano en calorías y por sobre todo sabroso. Son libres de colesterol, producidas con maíz “no GMO” e ingredientes naturales. “Deliciosas, irresistibles y libres de culpa” anuncian en su envase. Y lo cierto es que cumplen. Disponibles en sus versiones Queso Cheddar, Oliva y Sal de mar y Coco-Vainilla. Para revisar sus puntos de venta visiten la web www.puripop.cl.

Hélène de Fleurac y sus delicias francesas como el “foie gras mi-cuit”, hígado semi cocido de pato, está disponible en una receta casera tradicional de cocción “au torchon” (cocinado en un paño). También Pâté de champagne, Rillettes de carne de cerdo confitada, cocida más de tres horas con especies y desmenuzada a mano. Mousse de pana de pollo al Oporto o con pistachos y almendras. Las Quilas 4232, Vitacura (ver mapa). Más información en www.helenedefleurac.com.

Aceitería Dumont rescata la elaboración tradicional de los aceites, prensados en frío, lo que entrega aceites con las propiedades de las semillas intactas. Producen aceites de Chía o Salvia Hispánica, Maravilla Extra Virgen, Linaza y de Maní Tostado que también les da un toque único a preparaciones de pescado, cocina Thai o para saltear vegetales. Precio de referencia para su envase de 250 ml: $7.690. Más información en www.aceiteria.cl.

Chocolate y té en una barra. La etiqueta estadounidense The Tea Room desarrolla innovadoras combinaciones. De sus 15 variedades destacan las notas especiadas de su versión Mayan Pepper Chai (60% cacao), o las notas ahumadas que expresa su versión con Lapsang Souchong (60% de cacao). También hay otras alianzas como Raspberry Rooibos, o combinado con el característico Earl Gray. Mate, nibs de cacao y anís estrellado. Precio de referencia: $2.900 para su envase de 51 gramos.

“Zerenity, now”. Zerenity es una bebida natural a partir de la valeriana conocida desde la antigüedad por sus propiedades, libre de azúcar, sin calorías y sin sodio. Tiene un agradable sabor y un ligero toque de light gas. Como expresan ellos corporativamente, “como el Yin y el Yang. En donde encuentres una bebida energética, encontrarás una Zerenity”. Disponible en tiendas de insumos naturales como Rincón Natural. Para información adicional visiten la web zerenitydrink.com. Precio de referencia: $2.000.

En Yumbel nacen los quesos Callaqui, que producen uno de cabra untable en el que trabajan muy elegantemente la personalidad que tiene la leche y sus cuajos, además de sus cuidadas pasturas. Un queso para untar que se escapa al típico “philadelphia” porque presenta una textura menos plástica, incluso con un agradable aspecto granular. Disponible en tres sabores: ciboulette, merkén y orégano. En venta directa a través de [email protected]. Precio de referencia: $4.990.