12-01

Publicado el 12.01.2018
Comparte:

 

 

 

Las coordenadas para mapear tu tiempo libre: del 11 al 18 de enero

¡Buena tardes! Esta semana del verano les recomendamos un comedor pequeño, pero que se agiganta a punta de aciertos en su propuesta con un claro y respetuoso influjo nipón. Se trata de 47 Ronin, que reverencia una antigua leyenda samurái y que evidencia esa misma pulcritud en cortes y preparaciones libres de frituras paganas y de la hegemonía del queso crema que, de japonés, nada. Este comedor viene bien aspectado porque se advierte convicción y buena ejecución para quienes buscan opciones más tradicionales del sushi y otros sabores del Japón. Además, revisamos las versiones y lugares donde poder beber uno de los cocteles que promete interrumpir la supremacía del Spritz y el gin-tonic. Hablamos del Moscow Mule, receta que también los alentamos a preparar en casa. Finalmente, revisamos las páginas de una publicación que habla de vivir bien, de esa beneficiosa simbiosis que hay entre el terruño y la gente. El libro El Secreto de las Zonas Azules, revela este nexo ineludible entre algunos territorios donde se propicia un estilo de vida relacionado con las actividades de hortelano, buena alimentación y relaciones sociales de pueblo chico. Secretos para una vida longeva.

Y en la música, como estamos ad portas de la visita del Papa, esta semana creamos una playlist con las obras que Francisco ha catalogado como sus favoritas. De Mozart a Piazzolla.

SABORES

47 Ronin, llamado a transformarse en leyenda

Ante tanto avance nikkei y fusiones que llaman a confundir sabores. Ante la omnipresencia incesante del queso crema y los rolls fritos. Grasa que embalsama los sabores. Con este panorama como moneda común, viene bien mirar a la semilla. Ir a las bases, volver a los sabores más puros, volverse ortodoxo e intolerante con los advenedizos y disfrutar de la tradición. Corso y ricorso.

Esto es lo que ofrece este pequeño comedor, con una propuesta que se hace grande en cada bocado. Como las fotos demuestran, acá los makis están libres de queso crema, las proporciones entre relleno y arroz parecen áureas y los cortes denotan que hay un trabajo de samurái en la barra.

Mención aparte merece su trabajo del tempura, lejos de la sensación de “churro”, en una fritura profunda que es casi seca, crocante, delicada, muy fina. Desde los camarones hasta verduras. También disponen de sopas Ramen con cortes de pescado y dos piezas de rolls que operan como un combo de almuerzo bastante recomendable por precio y por sabor.

Desde los entrantes se advierte una vocación más “otaku”, de esos comedores para los amantes de la cultura japonesa y los que respetan y saben apreciar las sutilezas de su gastronomía y la milenaria tradición que destilan sus preparaciones. Edamame (porotos), agenasu (pickles agridulces) además de unas gyosas de innegable factura artesanal con rellenos que exhiben la misma condición.

En el capítulo de los makis se aprecian en carta combinaciones bastante discretas en la cantidad de ingredientes. Una modestia que es virtud cuando se consigue hacer vivo en el paladar ese mantra de que “menos es más”. La pericia del itamae se advierte en cortes dificultosos y que requieren muñeca, como el del sashimi usuzukuri, de pescado blanco y un adobo preciso que acompaña las láminas de pescado blanco dispuestas en forma de flor. Estética y sabor en este comedor bien atendido y que, sin trampas occidentales, se enfoca en sabores más tradicionales, algo que logran con maestría, precios accesibles y un ambiente sencillo donde el foco está en lo comestible.

47 Ronin. José Manuel Infante 28, Providencia (ver mapa). Lunes a sábado de 13:00 a 15:00 horas y de 19:30 a 23:00 horas. Tel. 22 234 8875.

EL BAR

Cinco motivos para amar el Moscow Mule

Vamos a revisar una receta bastante tradicional. Se trata del Moscow Mule, que con su vistosa jarra de cobre, frescura y versatilidad, se ha vuelto uno de los predilectos en barras capitalinas.

UnoUna historia refrescante. Un cóctel que la literatura recoge que fue creado en 1941 y reúne dos productos que se buscaba popularizar: Vodka y cerveza de jengibre (que en realidad no tiene alcohol). Las root beers (muy populares en el Estados Unidos profundo) encontraron un buen aliado en un destilado liso, más bien neutro.

DosEl Cobre nos interpela. En este caso la Mula de Moscú se reviste de un envase bastante particular. Se trata del clásico Mug o Jarra de Cobre. Colores de un metal que nos es muy, muy conocido, y que de seguro muchas veces nos lleva tácitamente a zonas de orgullo o familiaridad. Aunque ha estado cuestionado este envase por algunos estudios que indican que el cobre no es un material inerte como recipiente de alimentos o bebidas ácidos, lo cierto es que el continente (el jarro) se mantiene gélido por mucho más tiempo y el asa permite que el líquido no se entibie al tener contacto con las manos. Si quieren prepararlo en casa con el glassware oficial, lo encuentran en la tienda virtual www.fullbar.cl. ($10.990).

TresCualquiera lo puede preparar. La receta es tan perfecta en su simpleza que puede aliarse bien con otros destilados como gin, ron blanco –incluso espirituosos con guarda como el bourbon o el whisky- y la inevitable alianza que debiera tener con el destilado nacional: el pisco. Si quieren prepararlo en casa, acá les dejamos algunas medidas clásicas para armar una Mula tradicional. Hielo picado en cantidad suficiente, una onza de jugo de limón o limón sutil (aproximadamente 30 ml o 3/4 medida de jigger), 2 medidas (aprox. 70 ml) de vodka, 3 onzas de cerveza de jengibre (o ginger ale), hierbabuena o menta para decorar.

CuatroUno de los ingredientes lo puede preparar en casa. La bartender Michelle Lacoste, experta en fitococteles que en las próximas semanas estrenará nueva casa para experimentar su pericia tras la barra, revela su receta para preparar la Ginger Beeer o cerveza de jengibre.

GINGER BEER CASERA
225 gr. de azúcar
50 gr. de jengibre fresco rallado
Jugo de un limón
1/3 cucharada de levadura granulada para pan
Agua fría filtrada

“Con un embudo agregar el azúcar y la levadura dentro de la botella de un litro, mover y mezclar. Luego incorporar el jengibre y el jugo de limón en una taza, hacer una mezcla lechosa e incorporarla a la botella. Luego añadir ½ litro de agua fresca agitar y sellar la botella para activar la levadura. Rellenar con agua hasta el cuello, dejar un poco de espacio para los gases que se producirán durante la fermentación, tapar y guardar la botella en un lugar templado por 48 horas, luego es preciso refrigerarla durante la noche y abrir cuidadosamente para liberar la presión del gas”, detalla la pelirroja bartender.

Cinco lugares donde probarlo.
Bao Bar. Av. Manuel Montt 925, Providencia (ver mapa). Tel. 23 267 4334.
Carnal. Alonso de Córdova 3053, Vitacura (ver mapa). Tel. 22 717 6161.
El Camino BBQ. Av. Italia 1034, Providencia (ver mapa). Tel. 22 986 0765.
La Mar. Nueva Costanera 4076, Vitacura (ver mapa). Tel. 22 206 7839.
17º56º Cocina & Bar. Andrés de Fuenzalida 48, Providencia (ver mapa). Tel. 23 245 1820.

EL LIBRO

Las zonas azules, les llaman

“Comer y vivir como la gente más saludable del mundo” revela el subtítulo de esta publicación que comparte un punto de vista para vivir mejor. En realidad, no debiera ser un secreto. Pero en el mundo hay sindicadas cinco zonas donde vivir un siglo y sentirse como de 17 (es una hipérbole, claro) no es una rareza.

Ancianos que no cuentan calorías ni experimentan dolencias comunes. ¿Ya quieren saber dónde ir a jubilarse? Quizás ese no sea el camino, pero Okinawa (Japón), Icaria (Grecia), Cerdeña (Italia), Loma Linda (California) y Nicoya (Costa Rica) reúnen elementos comunes según la investigación que inspira al autor Dan Buettner para proponernos un modo de vida más sencillo. Caminar en vez de usar el auto, cosechar los propios alimentos, compartir con amigos y familia y atesorar una religión son claves para este wellness que proviene no de los súperalimentos, los chequeos o el gimnasio, sino de una manera austera de vivir.

Parece que en el pasado sigue inscrito el futuro. El equipo de investigación entrevistó a más de 250 personas por sobre el siglo de vida y advirtieron hábitos alimenticios como el consumo de carne, que se come esporádicamente y en porciones medidas con el puño de la mano. Zonas que en cada casa cuentan con una huerta propia, porque el acceso a los insumos (no hay supermercados cercanos) lo exige por dos motivos: les da alimento y sustituye al gimnasio. Atender el jardín, desmalezar, regar, podar y cosechar podría postularse como deporte olímpico. Gente que igual disfruta de una hamburguesa o salir a comer, pero es algo que vive esporádicamente. Lo que sí parece moneda común son las dos copas de vino regularmente. Habitantes de un mundo aislado sin minimarkets en cada esquina ni alimentos envasados de sonoros envoltorios. También los aspectos sociales y la motivación para levantarse a diario (vida social, familia) son fundamentales para este secreto a voces. Otros elementos como creencias religiosas y hábitos como la siesta también son tópicos que aborda la publicación como factores que explican a estas longevas comunidades.

El Secreto de las Zonas Azules. Editorial Grijalbo Vital. 406 páginas. Disponible en librerías como Qué Leo. Precio de referencia: $16.000.

LA COCINA POLÍTICA

Degustación de recetas y contingencia politiquera, por Mecha Corta

El Pastel de Choclo de la Presidenta Bachelet

El “pastelazo” de la semana fue el curioso e innecesario viaje a Cuba de la Presidenta Bachelet. Si incluso antes que comprara los pasajes se estaba poniendo en tela de juicio esta escapadita. Salieron a defenderse aludiendo objetivos de negocios, cosa bastante peculiar considerando que el único empresario presente era el señor Fantuzzi, acompañado de la muñeca inflable que le devolvió el ex ministro Céspedes. Y ya con los dos pies en la isla, la gobernante fue incapaz de manifestarse en contra de las violaciones a los derechos humanos que suceden en Cuba y que, dicho sea de paso, fue una solicitud transversal de sus parlamentarios. Tampoco se reunió con la disidencia y para qué hablar de negocios, si no vendió ni un chicle.

Lo único bueno de todo esto es que me inspiró un rico plato para esta semana. Y ya que nos convoca un “gran pastel”, qué mejor que seguir con esos sabores de verano y preparar un tradicional Pastel de Choclo…

Si quieres leer el comentario completo (con la receta del Pastel de Choclo incluida), sólo debes pinchar aquí.

Si a contar de la próxima semana quieres recibir cada jueves en tu correo (antes de su publicación) la columna completa de Mecha Corta, pincha aquí.

SMART TV

Crítica de TV, por Fernanda Demaria

Y el ganador es… ¡“El canal gorila”!

La próxima semana se entregarán por primera vez los Fake News Awards, galardón creado por Donald Trump para “premiar” a los que él considera “los medios más corruptos y tendenciosos”. Seguramente entre los nominados están CNN, ABC, CBS o The New York Times. Pero tras la publicación del polémico libro “Fire and Fury Inside the Trump White House”, un nuevo actor entró en escena. Se trata de “el canal gorila” y, en su incipiente historia, ficción y realidad se mezclan gracias a la incapacidad para distinguir entre la ironía de las redes sociales y el discurso político…

Si quieres leer el comentario completo, sólo debes pinchar aquí.

SPOTIFY Y MÁS

La playlist del Papa Francisco

La próxima semana el Papa Francisco estará visitando nuestro país, 30 años después de que el Papa Juan Pablo II viniera a Chile.

Bergoglio es, por muchas razones, una figura especial. Es el primer Papa americano (y el primer no europeo desde el año 741), y tiene un estilo que ha impactado en la Iglesia y en el mundo en general (a modo de ejemplo, el año 2013 fue elegido el personaje del año por la revista Time).

Su visita a Chile, independiente de la religión que se profese, es sin duda un acontecimiento y de seguro generará muchos debates interesantes.

En esta sección queremos aprovechar su venida para programar música especial. No nos referimos a las canciones de Américo y Saxoman y los Casanovas, especialmente compuestas para la ocasión. Esta lista se basa en la música que el propio Papa Francisco ha confesado como su favorita.

En numerosas entrevistas se vale de referencias musicales para plantear sus puntos de vista (Turandot y la esperanza, Parsifal y el abandono de dogmas equivocados), pero fue en una entrevista a medios jesuitas donde explícitamente el Papa citó la Misa en Do Menor de Mozart, la Pasión de Bach, a Leonora III de Beethoven y a Parsifal de Wagner como algunas de sus escogidas. Y bueno, no hay que obviar que ante todo es argentino, por lo que el tango está en sus venas, y algo de Astor Piazzolla no podía faltar en esta playlist.