Comparte:

 

 

 

Las coordenadas para mapear tu tiempo libre: del 18 al 25 de enero

¡Buenas tardes! Los saludamos esta semana papal con nuevos datos para mapear el tiempo libre. Partimos con un somero análisis a los Premios Cookings, en los que un jurado escogió una lista de ganadores en distintas categorías, además de un ranking, que salvo por unos cuantos enroques en las posiciones, nos parece de lo más acertado. Además, probamos dos destilados innovadores y de excelente calidad. Se trata del vodka y gin de la etiqueta norteamericana Prairie. Alcoholes obtenidos a partir de maíz orgánico que entregan grandes resultados para los cocteles veraniegos. Por último, revisamos las páginas del libro del cocinero Carlo Von Mühlenbrock y su más reciente entrega editorial: Cocina que emprende.

En la música, seguimos nuestro recorrido por los destinos turísticos nacionales y bajamos de las alturas andinas del norte, para aterrizar en las hermosas playas que nos brinda nuestra extensa costa. En esta playlist cargada a Bob Marlet, Jack Johnson, Gondwana y Beach Boys pueden encontrar sonidos que contribuyen al relajo veraniego junto al mar. Disfrútenla.

SABORES

Cookings: ¿Un ranking cocinado?

Una votación hecha por un panel de periodistas, cocineros y gente ligada al rubro gastronómico coronó a los restaurantes, iniciativas y personajes más destacados del año y, a pesar de que hay voces disidentes de los resultados, coincidimos con la selección que refleja que el panorama culinario -sobre todo en la capital- está más vivo que nunca.

Siempre habrá inconformes y detractores. “Pero la mujer del César tiene que serlo y parecerlo”, nos comenta un crítico gastronómico y “quizás la gran tarea pendiente es que este evento logre su espacio y se blanquee de las críticas del comienzo”, revela un miembro del jurado. La gran crítica de esta iniciativa es que los establecimientos de los mismos creadores y organizadores de esta premiación ocupan los lugares de vanguardia. Pero de todas formas, el jurado -esta joven academia que no es necesariamente ecléctica- igual da algunas garantías de transparencia al elegir a ganadores que han obtenido ese lugar con justicia.

Otro punto criticable es la escasa presencia de restaurantes de regiones. Si bien el ganador de esta versión fue el impecable comedor de Valparaíso La Caperucita y El Lobo (ver crítica), se podría esperar sumar más presencias desarrollando categorías Norte, Centro y Sur. Dos galvanos más no hacen mella, creemos. Que los jurados viajen más, también se hace menester.

En la noche de la premiación de esta suerte de “Oscar” de la gastronomía nacional, se reveló un ranking donde figuran los 10 mejores restaurantes de la capital, que salvo por un par de enroques en algunos puestos, es una sensata selección. Además se destacó el trabajo de los bartenders (Miguel González, de Café San Juan), la mejor carta de vinos (Baco), el mejor equipo de servicio (Liguria), mejor mâitre o jefe de sala (Rosario Onetto, de Ambrosía Bistro), el mejor chef pastelero (Gustavo Sáez, de 99) y menciones a la mejor cocina chilena tradicional (Ana María), el mejor restaurante de carnes (Rubaiyat), el mejor restaurante de hotel (040), el mejor restaurante italiano (Pastamore), el mejor restaurante nikkei o de acento nipón (Naoki), el mejor restaurante de pescados y mariscos (La Calma), el mejor restaurante nuevo (De Patio), entre otras categorías.

El ranking con los diez mejores está conformado por:

1. BORAGÓ (ver crítica).
2. RESTAURANTE 040 (ver crítica).
3. 99 RESTAURANTE (ver crítica).
4. AMBROSIA (ver crítica).
5. LA MAR (ver crítica).
6. EUROPEO (ver crítica).
7. NAOKI (ver crítica).
8. DE PATIO (ver crítica).
9. LA CALMA (ver crítica).
10. OSAKA.

Premios Cookings. Más información en http://cookings.cl/ganadores-cookings/.

EL BAR

El maíz orgánico que se transforma en vodka y gin

Desde los predios de cultivos orgánicos de maíz, pertenecientes a familias productoras, en Minnesota, Estados Unidos, nace esta destilería que ocupa los granos de una manera muy distinta a la usanza de sus compatriotas de Kentucky o Tennessee. Acá los granos son la materia prima de un alcohol más neutro y delicado que en una categoría lleva el nombre de Vodka y en otra versión, Ginebra.

Los alcoholes provienen de una pradera (de allí su nombre) orgánica certificada, algo que limpia de karma el cuerpo del consumidor más consciente, pero esto de nada serviría si los resultados no fueran satisfactorios.

El vodka revela notas florales, con algo almibarado que recuerda a notas de melón y pera. En la boca se revela un alcohol sedoso y balanceado. Su versión saborizada con pepino, que es de un perfil más fresco en nariz, resulta perfecta para coctelería estival. Cierra la propuesta disponible en nuestro país un gin (también orgánico y libre de gluten) que -luego del siempre presente enebro- traslada los recuerdos hacia hierbas gastronómicas como la salvia, tomillo, romero y otras especias exóticas. A cada sorbo se van revelando como destilados agradables aunque, en el caso de los talibanes del gin, tal vez encuentren que la nota de semillas de cilantro o los botánicos clásicos están como actores de reparto de esta obra líquida.

En coctelería, son peligrosamente sencillos de beber y los pivotes idóneos para recetas clásicas como un Martini Dry (revisen la receta perfecta aquí https://www.diffordsguide.com/cocktails/recipe/676/dry-martini-1-preferred-51-ratio) o un Vodka Tonic. Una reconversión de granos destinados a biodiesel que ahora carburan cuerpos de todo el orbe y de nuestro país, porque estas etiquetas han arribado recientemente a barras como Lorenza Bistró, entre otras.

Prairie se encuentra en La Vinoteca. Precio de referencia $19.990. Para información adicional y algunas recetas, visiten https://www.prairieorganicspirits.com/recipes/

EL LIBRO

Lo nuevo de Von Mühlenbrock: Innovar desde las raíces

Agricultura a escala familiar, pequeños productores, ideas comestibles que nacen de la necesidad o de la contingencia. El clima, la economía, la historia familiar, la maña o el tesón son los motores de esa colección de emprendedores que el cocinero Carlo Von Mühlenbrock ha compilado para testimoniar un Chile comestible y a la vez innovador. Son 320 páginas que recolectan 32 casos de emprendimiento entre los que se cuentan las aventuras de Rita Agüero (jarabe, mermelada y espumante de naranja) o Gladys Lefin (café, licor, harina y picante de maqui). Son historias valientes, arriesgadas, que hablan de un camino a tomar, sobre todo en comunidades donde la huerta está tan cerca de la mesa y eso puede entregar un valor agregado insospechado en el mercado local y, si no paramos de soñar, en el extranjero.

Cocina que emprende. Carlo Von Mühlennbrock. Editorial Zig-Zag. En principales librerías. Precio de referencia: $20.000.

LA COCINA POLÍTICA

Degustación de recetas y contingencia politiquera, por Mecha Corta

La Colita de Cuadril de Francisco

A diferencia de otras semanas, ésta tiene dueño exclusivo: el Papa Francisco. Y es que la visita del Santo Padre a nuestro país me obliga a dedicarle en exclusiva todas las líneas de esta humilde columna. Su paso por nuestro largo territorio detuvo y puso en pausa cualquier trajín cotidiano y político y nos dejó a todos en “modo” Francisco (…). Es por esto, por la alegría y esperanza que provoca, que le quiero dedicar un plato que realmente le guste.

Y me puse a investigar. Revisé y busqué hasta que di con un libro de recetas escrito por un miembro del Ejército Suizo, amante de la cocina y que conoce muy bien sus gustos. Él recomienda la Colita de Cuadril para usted, ese clásico corte argentino sin hueso y que corresponde a la parte baja, externa y transversal del cuarto trasero del animal, que es su favorito. ¡Se me hace agua la boca de sólo imaginármelo!

Si quieres leer el comentario completo (con la receta de la Colita de Cuadril incluida), sólo debes pinchar aquí.

Si a contar de la próxima semana quieres recibir cada jueves en tu correo (antes de su publicación) la columna completa de Mecha Corta, pincha aquí.

SMART TV

Crítica de TV, por Fernanda Demaria

La TV y el Papa; dos veredas

La cobertura de la visita del Papa comenzó antes de que el Sumo Pontífice aterrizara en Santiago a bordo del Papa One en medio de una ráfaga de viento y con una sonriente Michelle Bachelet parada en la losa. Reportajes y notas variopintas marcaron la previa. Unos de gran factura, otros anecdóticos. Una suerte de equilibrio para buscar la forma de llevar a cabo una cobertura extensa centrada en una figura controversial que debía sortear una anticipada falta de interés.

Así, en enero, un mes en el que los departamentos de prensa hacen malabares para llenar sus minutos en la parrilla, el viaje del Papa dio inicio a un verdadero evento televisivo. Los canales levantaron la programación habitual y destinaron rostros y recursos al periplo de Francisco. En la pantalla solo existía un mundo, el de Francisco…

Si quieres leer el comentario completo, sólo debes pinchar aquí.

BUTACA LIBRE

Crítica de cine, por Virginia Araya

“The Disaster Artist”: No queda otra que reírse

Partiendo porque el título está muy bien puesto -The Disaster Artist-, más que una película es una especie de bizarra biopic del bizarro Tommy Wiseau. Locuras y obsesiones que van uniendo y esclavizando a Tommy y a su amigo Greg Sestero (protagonizados por los hermanos James y Dave Franco), que son lo que dan vida a esta historia que recrea el rodaje de la cinta de culto de Wiseau, “The Room” de 2003, de culto por lo mala, por considerarse una de las peores películas de la historia, pero que igual se exhibe sin parar desde entonces.

Esta versión juega con eso y ya acumula galardones: en el  Festival Internacional de Cine de San Sebastián, ganó la Concha de Oro y, recientemente, James Franco obtuvo el Critics Choice Awards y el Globo de Oro como mejor actor de comedia, ocasión en que invitó al escenario al verdadero Wiseau. Veremos si algún Oscar se suma…

Si quieres leer el comentario completo, sólo debes pinchar aquí.

SPOTIFY Y MÁS

Música de Vacaciones II: Playa

Luego de la visita del Papa Francisco, seguimos nuestro recorrido por los destinos turísticos nacionales y bajamos de las alturas andinas del norte, para aterrizar en las hermosas playas que nos brinda nuestra extensa costa.

Una brisa marina, el sonido de las olas, las diferentes texturas de las arenas en nuestros pies y la sensación de mirar a un horizonte infinito son tal vez las sensaciones del verano por antonomasia. Y si se acompañan con la música adecuada, puede ser aún una experiencia superior. Ese es nuestro objetivo con esta playlist cargada de Bob Marlet, Jack Johnson, Gondwana, Beach Boys y sonidos que contribuyen al relajo veraniego junto al mar.