Libero
Ayer en Caracas se anularon las competencias de la Asamblea Nacional, traspasándolas al Tribunal Supremo de Justicia, que es controlado en su totalidad por el chavismo. Muchos líderes mundiales han tildado la movida de Nicolás Maduro como un “autogolpe” de Estado.
Publicado el 31.03.2017
Comparte:

Esta última semana de marzo tuvo de todo.  Proclamaciones presidenciales, partidos de fútbol, debates sobre políticas públicas y una nutrida agenda internacional.

El viernes y sábado el ex presidente Sebastián Piñera fue proclamado oficialmente como candidato presidencial de RN y la UDI para las primarias de Chile Vamos. De no ocurrir nada extraño, ahí se debería medir frente al senador Manuel José Ossandón y al líder de Evópoli, Felipe Kast.

El martes, la Roja dio un paso más para acercarse al Mundial de Rusia 2018. Tras vencer por 3-1 a Venezuela en el Estadio Monumental en un partido que podría haber terminado en goleada pero que finalmente se complicó, Chile quedó dentro de la zona de clasificación restando aún cuatro partidos por disputarse.

Al día siguiente, la primera ministra Theresa May notificó oficialmente por carta al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que el Reino Unido renunciaba al grupo al que se unió en 1973.

Otra noticia que marcó la semana fue el video que lanzó ayer la agrupación Reforma la Reforma para oponerse a que el 5% adicional de cotización vaya a un fondo común. Mediante la etiqueta #CreísQueSoyWeon se transformaron en viral en redes sociales.

Finalmente, dos noticias de la región marcaron estos últimos días. El duro impasse diplomático entre Chile y Bolivia que terminó con un intercambio de declaraciones entre el canciller Heraldo Muñoz y el ministro de Defensa del gobierno de Evo Morales. Y la complicada situación en la que quedó Venezuela luego que se anularan las competencias de la Asamblea Nacional (el Congreso), traspasándolas al Tribunal Supremo de Justicia, que es controlado en su totalidad por el chavismo. Muchos líderes mundiales han tildado la movida de Nicolás Maduro como un “autogolpe” de Estado.