Libero
Este domingo se manifestarán en contra de las nuevas condiciones establecidas por la autoridad.
Publicado el 27.09.2014
Comparte:

Cada vez que se acerca el último domingo del mes Héctor Vergara ya sabe cuál será su panorama: tratar de pasear por el Parque Forestal, que a su juicio se ha convertido en un “mall verde”. El presidente de la Junta de Vecinos N°1 está cansado de ver cómo un lugar de tradición con más de 100 años de historia se destruye por culpa de la “feria de las pulgas”.

El evento, que ya tiene una década de existencia, ha llegado a convocar en el último tiempo a 1.200 “pulgueros” que se suman a las miles de personas que llegan al lugar, generando molestias en los vecinos. “Se ha convertido en algo masivo y las áreas verdes se dañan, porque la gente deja su basura, no hay baños adecuados para el número de personas, y por la noche se ve consumo de alcohol y drogas”, cuenta Marlene Carvajal, presidenta de la asociación cultural “Barrio sin Fronteras”.

La #LíberoCam visitó la feria el 31 de agosto pasado. Era la primera versión desde que la Municipalidad de Santiago, en conjunto con los organizadores, acordaron tener mayor orden y de promover una conducta más cuidadosa del entorno entre vendedores y asistentes.

Sin embargo, el panorama que se vivirá mañana domingo podría estar lejos de la realidad registrada desde el aire. La autoridad de la comuna decidió cobrar una patente de $1.000 a los “pulgueros” y establecer un cupo máximo de 600 inscripciones.

Los organizadores rechazaron esta medida. “Tras una asamblea decidimos no aceptar el pago y llamamos a que la gente vaya a defender el espacio. Vamos a insistir en que siga siendo un espacio libre, espontáneo y sin las condiciones impuestas”, explica Alejandro Díaz, vocero de la agrupación “Feria Las Pulgas Parque Forestal”.

Hasta el mes anterior quienes quisieran vender en el lugar pagaban un derecho de $200 y además debían donar alimentos no perecibles y libros que se destinaban a instituciones.

Según Díaz ellos fueron capaces de ordenar este fenómeno como nadie lo había hecho. Tras una reunión con la autoridad comunal, ésta les solicitó que se hicieran cargo de la parte cultural que consiste en coordinar diversas actividades artísticas, entre ellas un escenario que se ubica a un costado del lugar. “Pero dijimos que no, porque no nos convence el concepto que ellos están trabajando como ‘feria de las pulgas’. Para nosotros ésta debe tener mayor autonomía y una libertad suficiente para auto determinarse y auto normarse”, explica.

Para la vecina Marlene Carvajal el pago de la patente es lo que corresponde, porque “es una actividad comercial y hay un costo asociado”. Además, la dirigenta agrega que es la única forma de identificar a quienes venden y así evitar, por ejemplo, que hayan puestos que ofrezcan “queques con marihuana”.

Incluso, según Héctor Vergara, la Municipalidad de Santiago desembolsa $1 millón por cada feria. “Se hizo un catastro y en un año se habían gastado $11 millones en recuperación de los jardines y otras cosas. No queremos que usen recursos en personas que, hasta hace un mes, participan sin ni si quiera sacar un permiso. La autoridad gasta y no recibe nada a cambio. Y si ya el parque tiene 100 años, nosotros queremos que dure por lo menos 200 más”, indica.

En el municipio prefirieron no referirse al tema explicando que analizarán las últimas dos actividades, de agosto y septiembre, para poder hacer una evaluación. Tampoco opinaron sobre el conflicto con la organización. Sin embargo, a través de su página web dan cuenta de las condiciones del próximo evento que contempla la utilización sólo del camino de maicillo, entre las calles José Miguel de la Barra y Mac – Iver, en un horario definido entre las 13:00 y 18:00 horas.

Por su parte, los ahora ex organizadores realizaron un llamado abierto en su sitio en Facebook. “La idea es hacer una manifestación pública y dar cuenta que lo que se está haciendo no es correcto porque se deja fuera a mucha gente. No queremos enfrentarnos con Carabineros como pasaba hace años cuando sacaban a las personas con Fuerzas Especiales. Pero es probable que eso pase, de hecho es lo que va a pasar”, expresa Díaz.

FOTO: EL LÍBERO

VIDEO: EL LÍBERO