Libero
Hace un año que los parceleros de la provincia de Malleco acusan que las presiones por parte de las comunidades indígenas para abandonar sus predios se han intensificado.
Publicado el 30.11.2014
Comparte:

“¿A quién le hemos robado?”, es lo que se pregunta Víctor Altamirano de 73 años, quien vive en una parcela ubicada en la Colonia Manuel Rodríguez en la provincia de Malleco, región de La Araucanía. Su inquietud tiene relación con el mismo cuestionamiento que se realizan 189 familias de la zona que acusan presiones por parte de las comunidades indígenas para entregar sus predios.

El parcelero, que decidió ir a pasar sus últimos años de vida a su terreno de 16 hectáreas, cuenta a “El Líbero” que se ha perdido la tranquilidad en la zona. “Ellos dicen que nosotros no somos dueños, que son de ellos y hay que devolvérselos, que tenemos que firmar los papeles para que el Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) nos compre y se los devuelvan”, explica.

Este panorama se repite en otros sectores de la provincia. De hecho, sólo en Requén (localidad) ya 25 familias decidieron abandonar sus sitios para poder “vivir en paz”. No obstante, los vecinos que aún se mantienen no están dispuestos a ceder.

Víctor Canales, presidente de la junta de vecinos de la Colonia de Lolenco (localidad de Malleco) cuenta que el problema es que hay compradores, pero no vendedores. “Este es un conflicto entre pobres”, señala.

Con una parcela de 5 hectáreas Magally Escalona acusa que viven en un estrés constante. “No hay derecho a la vida acá. Además, son varias las comunidades que reclaman tierras, entonces también es un problema entre ellas”, cuenta.

Según el catastro realizado por la Gobernación de la provincia existen 47 comunidades indígenas constituidas en la zona y entre un 60% y 80% de los terrenos que han sido adquiridos por la Conadi se encuentran desocupados.

Para Aucán Huilcamán, encargado de Relaciones Internacionales del Consejo de Todas las Tierras, los parceleros no debiesen sentirse “asustados” si es que tienen todos sus papeles en orden. “Si una persona adquirió de una manera regular, con todos los procedimientos, en ninguna parte se va a sentir amenazado por otro”, explica.

La gobernadora de la provincia de Malleco, Andrea Parra, comenta que hay comunidades que están “presas de liderazgos violentistas”. Por lo mismo, dicen que desde que asumieron han estado en constante reuniones con diversas autoridades para aclarar las reglas de juego.

VIDEO: EL LÍBERO

FOTO: EL LÍBERO