Libero
El concejal independiente, que renunció a la UDI para competir frente a Felipe Guevara (RN), sostiene que su comuna es un pequeño Chile, pero que esto más que una virtud es un problema, "del cual tenemos que hacernos cargo".
Publicado el 21.10.2016
Comparte:

-Lo Barnechea es bastante especial, es la comuna donde probablemente donde hay más diferencias dentro de la misma comuna. ¿Es una virtud o un problema?

– Sin duda es un pequeño Chile. Tenemos la gente más pobre, tenemos gente todavía en situación de campamento. El campamento más grande y más antiguo del país, la población Juan Pablo II, donde viven más de 680 familias, que realmente no tienen ninguna relación con la cantidad de familias que todos los años aumentan en la comuna, gente de muy buen nivel adquisitivo, gente bien adinerada.

Más que una virtud es un problema y nosotros tenemos que hacernos cargo de esto. Nos tiene que dar vergüenza que en nuestro país y que en nuestra comuna exista gente que viva en esas condiciones tan básicas y al lado de gente que vive tan cómoda.

– ¿Cuáles son los principales problemas que visualiza en Lo Barnechea?

– Si yo tuviera que ponerlo en un ranking, el problema que más nos aflige es el de vivienda y lo digo no solamente por el campamento Juan Pablo II, que está inconcluso. Lamentablemente los sectores poblacionales como el Cerro 18, que históricamente han sido una población, desde muchos puntos de vista, hoy se han transformado en un campamento. Y tenemos que darle soluciones a esta gente.

– ¿Cómo solucionar ese problema?

– Existen terrenos municipales, existen terrenos con poco uso, dentro del plano, dentro del pueblito de Lo Barnechea. Debemos ser capaces de ir adquiriéndolos, e ir levantando pequeños  conjuntos habitacionales para ir sacando a la gente. A los terrenos municipales tenemos que darle un uso habitacional y a los que ya lo tienen, poder darles altura para construir departamentos.

Una cosa muy importante y que es clave en nuestro proyecto es congelar el plano regulador. El crecimiento explosivo inmobiliario es realmente sorprendente y tiene a nuestra comuna prácticamente ahogada. Ahogada en cantidad de vehículos. Nosotros tenemos que congelar el plano regulador por un tiempo para estudiar bien las soluciones viales de acceso y de salida y que sean los propios vecinos los que decidan qué tipo de densidad quieren para sus sectores.

Otro problema de Lo Barnechea es el tema de la seguridad. Te va a sorprender que en nuestra comuna gastamos 10 millones de pesos diarios, en prevención de seguridad, con camionetas, las motos y los patrullajes. Con esa cantidad de recursos y en manos de expertos, las sensaciones de inseguridad debieran bajar. Si bien los índices de delitos se han mantenido, las sensaciones de inseguridad están en el techo.

-¿Es partidario de los globos de vigilancia?

-Lamentablemente el globo de vigilancia no ha dado las soluciones para bajar los índices de seguridad, ni de sensaciones de inseguridad. El alcalde Guevara quiere comprar un segundo globo y el primero costó 250 millones de pesos. Yo aprobé la compra, lo reconozco. Pero al poco andar me di cuenta que no era una solución. Fue diseñado para estar en lugares fronterizos, como la Franja de Gaza, no para tener movilidad y estar constantemente supervigilando un acceso tan importante como es el Puente Nuevo de nuestra comuna. Lamentablemente el globo no ha dado la solución que se requiere.

-¿Qué otros problemas ve usted en la comuna?

– El tema de las oportunidades. Fíjate que nosotros históricamente hemos tenido los peores índices en la PSU y el SIMCE. Nuestros colegios municipales, son los peores a nivel nacional. Y eso no se condice con los colegios particulares como el Monte Tabor, el Everest, el Newland, el Santiago College, el Craighouse, que es uno de los más recientes.Todos esos colegios tienen índices de PSU sobresalientes, dentro de los 10 mejores colegios de Chile.

– ¿Existe alguna posibilidad de inclusión de estos colegios?

– Yo lo veo en un  ambiente que algunos jóvenes que tengan buenos niveles de SIMCE y PSU, puedan prestar servicios de preuniversitario a sus vecinos de su comuna, que no han tenido las mismas oportunidades.