Libero
"El Líbero" invitó al candidato a la presidencia por la lista 1A, Felipe Lyon, y al postulante a la segunda vicepresidencia por Crecer, Sebastián Jouannet; a analizar sus posturas de cara a la segunda vuelta de las elecciones que se llevarán a cabo el próximo 3 y 4 de noviembre.
Publicado el 31.10.2015
Comparte:

Una intensa y estrecha carrera por la presidencia de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC) se vive estos días. Tras la primera vuelta, la lista 1A del movimiento gremial y Crecer se enfrentarán el martes y miércoles próximos para definir quién encabezará la Federación en 2016.

El Líbero” invitó a Felipe Lyon (lista 1A) y a Daniel Gedda (Crecer) para participar en la sección “Al Aire Líbero” y analizar sus propuestas y mirada de la educación desde las alturas entrevistados por el piloto y director de Pipistrel Chile Andrés González.

Por motivos de fuerza mayor, Daniel Gedda no pudo asistir y fue su compañero de lista, el candidato a la segunda vicepresidencia de la FEUC, Sebastián Jouannet quien aceptó el desafío.

Felipe Lyon, candidato a la presidencia de la lista 1A del greamialismo: “El rector debiese ser más duro con instituciones como el Cruch”

F 1

– ¿Qué te motiva a postularte a la FEUC? ¿Por qué ponerse piedras en los zapatos y afrontar una responsabilidad tan grande?
– Yo no lo veo como una piedra en el zapato.
– Es un esfuerzo extra…
– Sí, es un esfuerzo extra, implica harto sacrificio personal en cosas como el pololeo –yo pololeo hace harto tiempo-, en el estudio, en la familia; pero creo que la satisfacción de trabajar por los compañeros y hacer algo que uno de verdad cree que está ayudando al país y a la universidad es mucho más grande. Entonces, no es que algo sea mucho más importante que lo otro, sino que al final la satisfacción es muy grande. Con las cosas mínimas que uno haga se van cambiando las cosas. De todas maneras vale la pena.
– ¿Tuviste que congelar tus estudios o sigues estudiando con normalidad?
– Este año tuve que tomar menos ramos, porque fui presidente del Centro de Alumnos de Derecho. Por eso digo que esto lo vengo haciendo hace tiempo. Por lo mismo, si bien me atrasé un poquito, no tuve que suspender mis estudios. Si ganamos la Federación, esperamos hacerlo, voy a tener que congelar al menos un semestre, porque el trabajo es mucho y la responsabilidad es grande. Lo que corresponde es suspender estudios y así hacerlo de la mejor manera posible.
– ¿Qué crees que puedes hacer tú en la Federación? ¿Por qué tú y no otro?
– En primer lugar, porque creo que somos los únicos que ponemos el foco primero en los estudiantes de la universidad y del país, entendiendo que la Federación está para eso, para llevar su voz y trabajar por ellos en primer lugar más que otro interés. Además, siempre hemos trabajado por una universidad más inclusiva, más coherente con su visión y su misión. En segundo lugar, nos hemos comprometido, no sólo ahora sino que durante todo el año, con defender esta voz distinta y trabajar por una educación con diversidad de proyectos educativos, donde exista libertad para elegir, devolver un poco el debate donde nosotros creemos que debería estar hace rato. Vemos que la otra opción tiende un poco a ir hacia el mismo lado que está yendo el gobierno -con mayor profundidad, pero al final el mismo lado igual-, con un proyecto que finalmente pone el foco en otras cosas, que resta libertad. Además, con un modelo que crea un sistema educacional homogéneo, donde no hay muchas opciones para elegir y donde se coarta un poco está diversidad y libertad que nosotros hablamos. Sabemos que hace falta mucho para tener una sociedad más justa, donde todos puedan acceder a la educación, pero creemos que nosotros podemos aportar en ese sentido.
– En esa línea, ¿qué te parece la labor de la ministra Delpiano en el Mineduc?
– No ha cambiado mucho lo que se venía haciendo. Si bien hay ciertos intentos de diálogo, en general se ha visto mucha desprolijidad en algunas cosas. Por ejemplo, la reforma se cambió varias veces, se decía una cosa y luego otra; incluso ha existido una falta de delicadeza muchas veces con los estudiantes del país, porque al final es una reforma que nos afecta a todos y nos preocupa harto porque tiene que ver con el futuro de Chile. Por lo mismo, nos parece que de repente ha sido un poco desprolija en ese sentido. Además, más que la ministra misma, el actuar que ha tenido el gobierno con la reforma nos parece que ha sido malo. La reforma tiene varios problemas. De partida, cómo se está tramitando con una ley de presupuesto y el sentido que toma la reforma tampoco nos gusta. Creemos que debería enfocarse en otras cosas. Si hablamos de financiamiento, debería ser enfocado en las personas para que ellas sean las que elijan el proyecto educativo, no estar poniendo requisitos a las instituciones que van mucho más allá de la calidad, sino que son requisitos internos que afectan su autonomía para decidir sus proyectos educativos. Además, creemos que deberíamos empezar a trabajar en otras cosas, como calidad, acceso; que se están dejando de lado. Comenzar a trabajar en la educación inicial que no hay nadie que grite por ella. Estamos dispuestos a abrirnos más al diálogo, a la conversación de ideas y a la búsqueda de acuerdos, que son cosas que hacen mucha falta en la política de nuestro país y en la discusión educacional, para qué decir.
¿Qué nota le pondrías a la ministra?
– Un 3,5.
¿Qué te parece la situación en la que queda la UC con la reforma educacional? ¿Estás de acuerdo con el pensamiento del rector de restarse de la gratuidad?
– Más que estar de acuerdo con el pensamiento del rector, yo creo que la universidad no debería sumarse a la gratuidad en este minuto, porque nos parece que el proyecto efectivamente afecta la autonomía y no nos gusta la lógica que sigue. Nos parece que el rector debiese ser más duro con instituciones como el Cruch que está preservando algunos privilegios que tienen hace algún tiempo y tiene que preocuparse sí o sí de que nadie se puede quedar fuera de la educación por falta de recursos. En ese sentido, no hay que restarse del debate como universidad por el hecho de no estar en la gratuidad y se debe ser muy enfático y crítico con la reforma y cómo se están haciendo las cosas.
¿Cómo reciben el apoyo otorgado por la lista Solidaridad?
– Estamos muy felices por el apoyo irrestricto que nos dio Solidaridad para esta segunda vuelta. Nunca antes había existido un apoyo así de concreto entre dos movimientos en nuestra universidad. Sabemos que defendemos ideales en común y, que a pesar de nuestras diferencias -que son importantes también-, vamos a ser capaces de trabajar en la misma dirección. Muchos ya nos han ayudado en la campaña, y estamos profundamente agradecidos por la confianza. Si estamos juntos, vamos a ganar
– ¿Qué virtud podrías nombrar de tu contrincante, Daniel Gedda?
– Daniel siempre ha estado bastante comprometido con esto. Desde que entró a la universidad fue delegado y ha estado participando en hartas cosas, creo que no siempre con las ideas más indicadas, pero sí al menos demuestra que tiene un compromiso con sus compañeros. Por algo está haciendo lo que está haciendo. Creo que sus ideas no nos ayudan mucho, que hay que ir por otro lado, pero lo respeto como persona.

 

Sebastián Jouannet, candidato a segundo vicepresidente de la lista Crecer: “Se ha buscado caricaturizar nuestra postura como Crecer”

S 2

¿Por qué decidiste participar en la lista Crecer UC para ser FEUC en 2016?
– Primero, fue una decisión colectiva. Nosotros dentro de la plataforma Crecer, tomamos estas decisiones en asamblea -que es nuestra forma de funcionar-, y fue el pleno el que decidió junto con mi aprobación ponerme dentro de la lista. Mis motivaciones personales van en esa misma línea. Yo estoy jugándomelas acá por ciertas transformaciones dentro de la universidad y del país.
¿Tuviste que congelar tus estudios para poder postular?
– Durante este año fui consejero territorial, que es otro cargo de la universidad, y tengo que congelar mis estudios si es que salimos Federación. Así que yo creo que el próximo año voy a tener que congelarlos, porque estoy tranquilo con que vamos a ganar estas elecciones.
¿Un semestre?
– Hay algunos que se quedan con un ramo para estar haciendo algo aparte de ser Federación, pero es incompatible ser Federación al mismo tiempo que llevar a cabo los estudios.
¿Por qué la lista Crecer debiera hacer más que las otras listas?
– Lo que vimos en primera vuelta fue que pasamos con primera mayoría con un 31% de la votación. Lo que se refleja ahí es el trabajo que ha tenido Crecer dentro de la universidad, también el trabajo a nivel territorial, un trabajo de hormiga de día a día. Además, estas elecciones fueron muy bien llevadas en término de videos, de discurso, en los debates muchos nos decían que éramos la lista más firme al exponer sus ideas. Todo eso se vio reflejado en los resultados y así será tambiénen esta segunda vuelta, donde yo creo que por primera vez vamos a ser Federación de la UC.
¿Cuáles son las diferencias con el proyecto de la lista 1A?
– Nosotros efectivamente queremos un cambio radical dentro de nuestra universidad y de la sociedad. Entendemos que hay muchas estructuras dentro de la UC que la mantienen alejada del país y segregada. Además, mucho conocimiento que se produce en nuestra casa de estudio no se hace cargo de las injusticias dentro del país. Nosotros sí nos hacemos cargo como lista de esas problemáticas y justamente por eso queremos cambiar la UC, para hacerla mejor. Una mejor universidad es aquella que se hace cargo de las necesidades del país, algo que la UC en muchos sentidos no está haciendo y que tampoco es una preocupación para el movimiento gremial. Otra diferencia radical es cuál es el rol que concebimos de la democracia al interior de la universidad. El movimiento gremial rechaza la democracia y la toma de decisiones por parte de la comunicad universitaria, en cambio nosotros estamos a favor y creemos que esa es la forma en la que tiene que construirse un proyecto universitario.
¿Cuál es tu opinión sobre la reforma educacional y el rol que ha tenido la ministra Delpiano?
– Ha sido una reforma educacional bastante titubeante, que cambia su contenido de una semana a otra. En ese sentido ha sido bien difícil para el movimiento estudiantil estar al tanto del debate y poder incidir, porque la reforma va cambiando muy rápido. En un momento el gobierno promete ciertas condiciones mínimas, luego esas condiciones se sacan. Entonces es una reforma que finalmente no se sabe en qué va a terminar. Eso es desconcertante tanto para la opinión pública como para aquellos que durante el 2011 estuvieron luchando por una educación distinta y que hoy en día el gobierno no se está haciendo cargo.
¿Qué nota le pondrías a la ministra?
– Un 3.
¿Qué te ha parecido la posición de la UC frente a la reforma educacional?
– Es un error lo que está haciendo el rector. Es insostenible que la comunidad universitaria se entere de que la UC se resta de la gratuidad a través de un correo. Esas son el tipo de decisiones que nosotros creemos que deben tomar toda la comunidad a través de procesos que permitan a todos sus actores discutir. En estos momentos lo que hace el rector al negarse a la gratuidad para este año, es tomar a la comunidad de cierta manera como rehén para negociar con el gobierno y restándose así del debate. Los rectores ahora de otras universidades están incidiendo en la reforma, mientras que el de nosotros se resta de esta discusión dejando en la incertidumbre a muchos compañeros que estudian con crédito y/o becas de qué va a pasar con los fondos públicos el próximo año. Esa decisión se toma a puertas cerradas, sin consultarle a nadie. Eso es grave y habla muy mal de cómo se está planteando nuestra universidad de cara al país.
¿Cómo reciben el apoyo que oficializó el NAU el jueves pasado a la lista de ustedes para la segunda vuelta? ¿Implica algún cambio en el programa de ustedes?
– Con la Nueva Acción Universitaria (NAU) tenemos bastantes diferencias, pero hay ciertas propuestas en común que tenemos para la universidad en torno a poner fin al subcontrato, a la necesidad de avanzar en democracia dentro de la universidad y también ciertas convergencias en cierto nivel respecto del movimiento estudiantil. En ese sentido, nosotros entendemos que la universidad que queremos construir también se construye con ellos. Los dos tenemos una posición férrea al proyecto del movimiento gremial que va totalmente en contra de ambos. Por eso entendemos que es necesario un trabajo en conjunto para oponerse a ese proyecto. En ese sentido, recibimos muy bien el apoyo. Claramente nosotros hemos marcado nuestras diferencias, en los resultados se vio que superamos ampliamente al NAU, pero aún así tenemos un fin en común que es una universidad distinta.
En los últimos días se ha difundido un video por redes sociales donde salen supuestos partidarios de Crecer haciendo un cántico de campaña que dice: “somos los hijos de Guevara, hijos de Chávez y Fidel”. ¿Efectivamente son de la lista Crecer? ¿Les ha afectado esto?
– Lo que ha pasado es que lamentablemente se ha buscado caricaturizar nuestra postura como Crecer en base a cánticos sacados de contexto y también pasó con un audio que estuvo rondando antes. Eso nos habla de una necesidad de empezar a debatir realmente nuestras ideas respecto de la universidad y al país dentro de la UC. Respecto del cántico en particular, eso no es campaña, es algo accesorio. Son cantos que se repiten en las marchas y no tienen necesariamente que ver con nuestra línea. Dentro de nuestra plataforma hay distintas visiones al respecto, pero nosotros en lo que nos enfocamos como Crecer es en nuestro proyecto respecto de la universidad y respecto del país. Estos videos sacan el foco de esa discusión y nos ponen a discutir en base a caricaturas que no le hacen bien al proceso federativo ni a la campaña.
Pero Crecer, al ser una lista que se autodefine abiertamente como de izquierda, me imagino que debe tener dirigentes que sí se identifican con el Ché Guevara, con Fidel Castro y con Hugo Chávez…
– Dentro de Crecer conviven distintos movimientos con distintas posturas y entendemos que no podemos discutir todas las temáticas, porque es imposible. Entonces, nuestra política está avocada al trabajo dentro de la universidad y respecto del país también en lo que nos demandan como movimiento. Dentro de la plataforma también se mira con ojos críticos estos procesos (de Castro y Chávez). Esa no es la democracia que queremos construir para nuestro país y para nuestra universidad. La democracia que queremos construir es la que nuestros compañeros ven en los patios y en nuestro trabajo y que no tiene nada que ver con esta caricatura que se está haciendo.
¿Cuál virtud le reconoces al contendor de Daniel Gedda, Felipe Lyon?
– A Felipe lo conozco poco, lo he conocido durante el debate a pesar de que estuvimos en el Consejo de Federación juntos durante el año. Es una persona bastante respetuosa del otro, bastante amigable, esa es una gran virtud que él expresa. Yo nunca lo he sentido soberbio. Él transmite respeto y tranquilidad. Pese a que tengamos ideas distintas, siempre hemos podido discutir en un ambiente de respeto y agradable.

 

VIDEO: EL LÍBERO

FOTO: EL LÍBERO