Luego de haber alcanzado una nueva final olímpica, el gimnasta aún no define si seguirá en carrera por una medalla. Hace dos años, en una entrevista a "El Líbero", aseguraba que no se proyectaba en otro ciclo olímpico luego de Río 2016.
Publicado el 22.08.2016
Comparte:

Tomás González, junto a Bárbara Riveros, fue uno de los dos deportistas chilenos más destacados en los Juegos Olímpicos que acaban de terminar. Además, el séptimo lugar que obtuvo en la prueba de salto en la gimnasia, lo mantiene en el selecto grupo de los mejores gimnastas del mundo.

“Partiendo el regreso a Chile! Feliz de poder vivir al 100% estos Juegos Olímpicos y poder llevar la bandera de mi país dentro de los mejores!!!”, escribió el deportista nacional en su cuenta de Instagram al dejar la Villa Olímpica de Río y luego de ubicarse por tercera vez en una final olímpica. Con esa frase, de alguna manera está demostrando que, pese a no igualar o superar su registro de Londres 2012, quedó conforme con su actuación. “El balance es súper positivo. En suelo mi evaluación fue muy exigente y se nota el favoritismo que hay con los brasileros, primera vez que quedan a un punto de Japón y es casi imposible (…) Estoy súper orgulloso por representar a nuestro país y muy conforme con mi ejecución en salto”, fue lo que concluyó.

Ahora, la duda queda instalada: ¿se dará Tomás González una nueva oportunidad para conseguir una medalla olímpica?  Al concluir su participación en Río, el gimnasta no se cerró a esa posibilidad: “Si es que llego a Tokio, bien, pero haré lo mismo que después de Londres: ir año a año poniéndome objetivos. Todavía tengo buen nivel técnico y más potencial para seguir entre los mejores del mundo”.

Tomás González se va a tomar un tiempo para decidir si sigue en la alta competencia o si definitivamente, a sus 30 años, anuncia el retiro. Pero antes de Río al parecer el tema estaba resuelto. Así lo manifestaba a “El Líbero”, en una entrevista concedida a este medio en septiembre de 2014: “Podría seguir entrenando para otro ciclo olímpico más pero creo que mi peak de rendimiento va a ser en los próximos Juegos Olímpicos de Río 2016. Claramente posterior a Río, estaría pensando en un retiro, aunque no sé si va a ser a corto, mediano plazo o largo plazo. Difícilmente podría seguir entrenando para otro ciclo olímpico. No me proyecto otro ciclo olímpico luego de Río 2016″.

En abril de 2016, en Emol dejó la puerta más abierta: “Posiblemente serán mis últimos Juegos Olímpicos. Pero yo voy año a año poniéndome distintos objetivos. Estoy enfocado en Río y después tengo que ver cómo me siento, si es que sigo motivado para continuar unos años más. Después de los Juegos veré. Igual sería drástico estar en el peak de mi carrera y dejar de competir. Ahí analizaré, también acorde a los resultados que consiga. No puedo negar ni afirmar nada aún”.

Durante estos meses, Tomás González volcará su tiempo a su escuela de gimnasia, que está ubicada al interior de la Ciudad Deportiva Iván Zamorano. ¿Aún falta la medalla olímpica para el retiro?. Al parecer, ese factor ronda en su cabeza.